Desde el lunes 28 de diciembre hasta hoy se pudieron conocer nueve casos de víctimas de las estafas virtuales.
Las autoridades bancarias solicitan que las personas tomen recaudos y no realicen ninguna operación solicitada por teléfono.

La justicia se encuentra en plena investigación de los hechos denunciados.

Por lo general, las víctimas son adultos mayores

En solo tres días en los cajeros del Banco Nación de La Falda, se registraron nueve casos de personas que, siguiendo las instrucciones que recibían por medio de un llamado telefónico, cambiaron sus claves de “homebanking” y generaron el acceso al Tokken, un segundo sistema que brinda mayor seguridad para las operaciones por internet.

Una vez obtenidas las claves, los malvivientes virtuales, procedieron a gestionar prestamos preotorgado por la institución y transferir el dinero de la víctima a otras cuentas.

Según relató el contador Damián Antonino –Sucursal La Falda – a Portal de Opinión, en varias oportunidades el personal policial y de la sucursal, se dieron cuenta de que algo sucedía, “porque mientras realizaban la operación estaban hablando por teléfono” y de esta manera se pudo evitar el fraude.

También se presentó un caso donde la persona no tenía el crédito pre aprobado y en otro la cuenta no contaba con saldo suficientes.

El contador sostuvo que “los delitos virtuales se fueron agravando” en el último tiempo. Los estafadores se hacen pasar por personas de una entidad bancaria, de ANSES o de acción social. Llegaron a utilizar la pandemia, diciéndole a la víctima que tenía un “beneficio por el Covid19”.

El lunes se tomó conocimiento de cuatro casos, de los cuales uno pudo evitarse, el martes tres y esta mañana dos nuevos casos.

Si alguna persona fue víctima de esta modalidad de estafa, debe presentarse de manera urgente a la Unidad Judicial de La Falda, lugar donde se están sustanciando las investigaciones de los casos,

Desde la entidad bancaria solicitan que los clientes no accedan a ningún requerimiento vía telefónica, no entregar números de cuentas, CBU o claves bajo ningún concepto.
Ni las entidades bancarias ni los organismos oficiales piden estos datos por medio de llamados telefónicos.

El horario de la tarde es el preferido por los delincuentes

Portal de Opinión pudo conocer que se dieron casos donde las llamadas se realizaron a teléfonos fijos –domiciliarios-, que figuran en la guía de abonados.

El estafador aprovecha principalmente las horas de la tarde para efectuar sus engaños, porque es el momento de menor actividad en los cajeros.

En este sentido, otros momentos donde se efectuaron las estafas fueron: sábados, domingos y feriados y los días de intenso calor.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here