El abogado Luis Galli, defensor de uno de los menores señalados como posibles autores del incendio en Huerta Grande, aseguró que tiene videos que muestran un “basural clandestino” y no un depósito de restos de podas, el lugar donde comenzó el fuego que todavía afecta al centro del Valle de Punilla.

El letrado sostiene que en ese lugar se depositan los residuos en forma ilegal, que luego “son prendidos fuego durante la noche para hacer más espacio” y agregó “no es un depósito de verdes, es un depósito clandestino de basura”, donde luego de tirarla la tapan con una grúa.

Siguiendo esta línea Galli manifestó que “hay basurales clandestinos porque hay una falta de política concreta para definir dónde tiramos la basura”, aseguró que en el video que tiene en su poder muestra cómo arrojan residuos y entonces “a la noche prenden fuego, para hacer un espacio limpio para seguir echando más basura”.

Sobre los menores, Galli sostuvo que uno de los jóvenes estaba trabajando en otro lugar y eso se puede demostrar por medio de un video y por el otro cuenta con testimonios que lo ubicarían lejos de la escena, “puedo probar que ellos no estuvieron en el lugar del hecho en el momento en que se lo sindican”, dijo.

El abogado cuestionó el resultado del allanamiento donde se secuestró elementos que podrían vincularse con la causa y que no tendrían relevancia por tratarse de pullover de color de uso común. Este joven tiene 15 años y ya se habría presentado en la fiscalía de Cosquín.

Galli representa al otro muchacho que según su parecer, “es el menos complicado” en la investigación, pero al mismo tiempo comentó que existen dos personas más señaladas como posibles autores del siniestro.

La hipótesis que sostiene la defensa estaría dada en que el fuego podría haber estado encendido durante la noche y que a la mañana siguiente por la acción del viento cobró fuerza y se fue de control.

Si la investigación continúa en manos de la fiscal Paula Kelm, seguramente será recusada por el doctor Galli, debido a los cuestionamientos planteados, como querellante,  en la causa que se investiga la muerte en la dependencia policial  de Jonathan Romo.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × dos =