Imagen ilustrativa. Crédito: gentileza
Espacio institucional

Miedo, desconocimiento y falta de acompañamiento son las principales barreras que encuentran las personas mayores al momento de intentar acceder al universo digital, según un informe elaborado a instancias del Defensor del Pueblo de la Provincia, Mario Decara.

Las personas mayores se encuentran con distintas barreras que obstaculizan su derecho a la accesibilidad del mundo digital.

Algunas tienen que ver con disminuciones funcionales propias de la edad, como la pérdida de la visión o de sus habilidades motrices, los escasos conocimientos para manejarse en entornos digitales, etc.

Otras situaciones están directamente relacionadas con el funcionamiento de las nuevas tecnologías y el uso de internet, que no tienen en cuenta las características específicas de esta población para adecuar su accesibilidad.

En la Defensoría lo vemos claramente todos los días, gracias a las campañas de asistencia que venimos implementando para colaborar con la accesibilidad digital explica el Defensor del Pueblo, Mario Decara.

La mayoría de las personas que vienen son adultos mayores. Desde que comenzamos a asistir a la población con la inscripción para la vacuna contra el Covid, pasando por los trámites ante la DGR y otros organismos, el censo digital y, últimamente, el registro para mantener los subsidios energéticos, vemos que una gran mayoría de quienes acuden a nuestra asistencia son adultos mayores. También constatamos en su momento que la mayoría de los portales bancarios no eran accesibles ni amigables con este sector de la población.

Nos preocupa esta brecha. Especialmente porque son políticas que se concibieron con el fin de, a través de la tecnología, ahorrar trámites, traslados y demás padecimientos pero que, en muchísimos casos, terminaron siendo una barrera y una fuente de angustia y humillación para un grupo etario muy vulnerado y muy vulnerable.

¿Cómo utilizan los recursos tecnológicos?

8 de cada 10 personas mayores cuentan con un celular, cuyo principal uso es la comunicación. Otras funciones, como hacer trámites online, sacar turnos, hacer compras virtuales, acceder a páginas y portales web desde el celular les presentan dificultades en la medida que su visión y las posibilidades de manipulación son reducidas. Por otro lado, la computadora es un bien tecnológico escaso entre los adultos mayores. Sólo 1 de cada 10 la utilizan.

Sólo 4 de cada 10 sabe sacar turnos, y 2 de cada 10 puede realizar trámites o reclamos online. Es decir que saben o pueden hacer acciones simples, pero no las que requieren de tareas simultáneas o de distintos pasos.

Adultos mayores y sus emociones ante la tecnología

4 de cada 10 personas mayores tiene miedo cuando utilizan la tecnología. Equivocarse, borrar datos, sufrir estafas, romper el dispositivo son las preocupaciones más mencionadas. De hecho, 3 de cada 10 personas han sido víctima de estafas o intentos de estafas virtuales durante la pandemia.

Estos datos expresan una problemática que puede ser entendida como tecnofobiatemor o rechazo de las personas hacia las tecnologías, que condicionan de antemano las posibilidades de uso de la misma.

A mayor edad de las personas disminuyen las posibilidades de utilización de las tecnologías. Paralelamente aumenta la dependencia de terceras personas que los ayuden a los adultos mayores para desenvolverse en el mundo digital. Pero 6 de cada 10 personas mayores no cuentan con quién pueda asistirlos en este sentido y la distancia digital limita progresivamente las posibilidades de autonomía de estas personas.

Relevamiento a entidades bancarias (comparación 2021 – 2022)

En agosto del 2021 Mario Decara pidió un relevamiento de los portales web de veintitrés entidades bancarias con sucursal/es en la ciudad de Córdoba.

Con esos datos se elaboró el informe «Accesibilidad Digital para Personas Mayores» que el Defensor del Pueblo envió a las entidades relevadas. Los datos del mismo revelaron la escasa accesibilidad digital de las páginas web de los bancos para los adultos mayores y se elevaron una serie de recomendaciones y parámetros para favorecer una mayor accesibilidad.

A un año de este informe, se revisaron los sitios de estas entidades, y es posible reconocer que al menos cinco bancos han implementado modificaciones en el diseño de sus páginas en pos de favorecer una mayor accesibilidad y usabilidad de las personas mayores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + dieciocho =