Foto: Portal de Opinión

Los terribles hechos ocurrieron en la casa de los menores, cuando el sujeto debía encargarse de cuidarlos.

De acuerdo a la acusación que lo llevó a juicio H.J.C.I. de 29 años, tío de dos menores de siete y de tres años, mientras tenía que estar cuidándolas en la vivienda donde habitaban con su madre en el barrio “La Banda” de Cruz del Eje, aprovechaba la ausencia de personas adultas para abusar de las criaturas.

Los hechos ocurrieron entre el 8 de noviembre y el primero de diciembre de 2020.

El depravado, abuso de los chicos menoscabando la integridad sexual de los mismos. Además, a pesar de existir una orden de restricción emitida por el Juzgado de Violencia Familiar de Cruz del Eje, el 2 de diciembre de 2020, en horas de la tarde, la desobedeció y se hizo presente en el domicilio de sus víctimas.

El Fiscal Subrogante Raúl Ramírez, luego del reconocimiento de la culpa por parte del acusado, accedió al juicio abreviado, en acuerdo con la defensa H.J.C.I.  y del abogado representante complementario de los menores.

Los informes médicos y psicológicos fueron fundamentales al momento de instruir la causa. No solamente los niños relataron lo sucedido a sus vecinas, quienes alertaron a la madre, también en cada entrevista fueron contundentes y precisos en sus manifestaciones.

Luego de los abusos, le decía que “no le cuentes a tu mamá”. En una oportunidad, la licenciada en psicología le preguntó “si algo o alguna persona le hizo algo que la pusiera triste«, la menor respondió: “el tío J.”

Luego de la presentación de la prueba registrada y el reconocimiento por parte del autor del hecho, la Cámara valoro como circunstancias atenuantes el arrepentimiento implícito a partir de la confesión, la falta de antecedentes penales computables y la relativa juventud y la escasa educación  del acusado.

Pero también encontró circunstancias desfavorables como ser la gravedad de los hechos, sus circunstancias y naturaleza, ya que el acusado no tuvo ninguna clase de reparo en menoscabar la reserva sexual de los menores, que eran sus sobrinos, encuadrándolo en una personalidad violenta, agresiva y transgresora.

En el fallo emitido por el Vocal de Cámara Dr. Javier Rojo, se lee: “El daño causado en el cuerpo y la salud de las víctimas, ya que generó un grave perjuicio físico y psicológico en los menores, dado que provocó cambios en sus conductas y cotidianeidad. La perversión y crueldad de los hechos, puesto que las víctimas puesto que las víctimas fueron menores de edad y el ataque sexual afectó el desarrollo personal en su sexualidad…”.

El Dr. Rojo, en el fallo instruye que deberá invitarse a la madre de los menores, por  tratarse de un delito vinculado a la integridad sexual a que realicen un tratamiento médico psiquiátrico y psicológico gratuito en el lugar más cercano a su domicilio y deberá ser monitoreado con informes quincenales a la Dirección de Asistencia a la Víctima, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

También se ordenó la extracción de material genético del condenado a los fines de efectuar análisis por parte del Instituto de Genética Forense.

La Sala Unipersonal de la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje el 13 de octubre de 2021, condenó a H.J.C.I. a la pena de ocho años de prisión por los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la situación de convivencia preexistente y encargado de la guarda –continuado- y corrupción de menores agravada en concurso ideal y desobediencia a la autoridad».

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 3 =