El hecho ocurrió el 4 de diciembre de este año, a las 18 horas.
Las cámaras de seguridad registraron los movimientos del uniformado y su cómplice.

Un suboficial de la Policía de Córdoba fue detenido este miércoles 23 de diciembre por el hecho delictivo que le habría reportado un botín de aproximadamente 500.000 pesos.

El agente de la policía, no prestaba servicio en el Valle de Punilla.

Para cometer el ilícito, utilizó el uniforme y el arma reglamentaria. Con esta arma el uniformado, redujo junto a un cómplice, a los empleados para alzarse con el dinero. Los movimientos de los delincuentes quedaron registrados en las cámaras de seguridad del establecimiento.

A las 18 horas del 4 de diciembre, ambos delincuentes ingresaron a la estación de servicio YPY, ubicada en el cruce las rutas 38 y E-55, en el sur del Valle de Punilla.

Fuentes policiales confirmaron que si bien ambos delincuentes vestían uniformes policiales, solamente uno pertenece a la fuerza. Al momento de llevar a cabo el robo, los dos usaban chalecos antibalas y barbijos de la fuerza.

De esta manera pudieron reducir al personal y llevarse una suma de dinero importante.
Este miércoles, luego de una investigación realizada por la Fiscalía de Cosquín, a cargo de la Dra. Paula Kelm, se realizaron una serie de allanamientos en Bialet Massé, Santa María de Punilla y en la ciudad de Córdoba.

Durante los procedimientos se procedió a la detención de los imputados quienes de acuerdo a la publicación de La Voz del Interior, se trataría del sargento Víctor Sánchez y Sergio Herrera.

Los detenidos fueron imputados por el delito de “robo calificado por el uso de arma de fuego”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here