El jesuita Ángel Rossi, es el nuevo Arzobispo de Córdoba. Foto: AICA

El nuevo arzobispo es cordobés y tiene 63 años. Sucede a Mons. Náñez, quien fue arzobispo de Córdoba durante 23 años.

El Papa Francisco nombró nuevo arzobispo de Córdoba al sacerdote jesuita Ángel Sixto Rossi, cordobés de 63 años, actualmente Consejero de la Provincia Argentino-Uruguaya de la Compañía de Jesús. El nuevo arzobispo sucede a monseñor Carlos José Ñáñez, quien tras haber gobernado pastoralmente durante 23 años la arquidiócesis de Córdoba, presentó al Papa su renuncia al haber cumplido, el 9 de agosto pasado, la edad de 75 años, de acuerdo con lo que establece la norma canónica.

La información del nombramiento pontificio fue hecha pública en forma simultánea en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo, a través de la agencia AICA, el nuncio apostólico monseñor Miroslaw Adamczyk.

Monseñor Rossi nació el 11 de agosto de 1958 en Córdoba.

En 1976 entró en el noviciado de la entonces Provincia Argentina de la Compañía de Jesús. Después de los estudios de Filosofía y Teología, realizados en parte en Ecuador, el 12 de diciembre de 1986, recibió la ordenación sacerdotal.

Es licenciado en Teología Espiritual en la Pontificia Universidad Gregoriana (Roma) con una tesis sobre El discernimiento espiritual en San Ignacio.

Desde 1990 hasta 1992 se desempeñó como rector de la iglesia Del Salvador, en Buenos Aires, y durante ese período abrió el Hogar San José, destinado a las personas que viven en situación de calle.

En 1992 creó la Fundación Manos Abiertas, que actualmente brinda ayuda a las personas más pobres y vulnerables en diferentes centros de asistencia social, ubicados en diez ciudades de la Argentina.

Desde 1992 hasta 1995 fue Maestro de los novicios de la Compañía de Jesús y desde 2013 hasta 2019 fue Superior de la comunidad de la Residencia Mayor en Córdoba.

Ha publicado números libros y ensayos de carácter espiritual y pastoral, como autor o coautor, entre los cuales: Semillas de Cielo y Tierra (1997); Teresa (1999); Pequeños gestos con gran amor (1999); Educar es difícil, posible y bello (2002); Una Iglesia para el nuevo milenio (2002); Peregrinando con el corazón lleno de rostros (2003); Espérame y vamos juntos (2007); Testigos de su belleza (2008); El secreto de la Belleza (2017); Cuidar al Pastor (2017) y Pinceladas Brocherianas (2017).

Actualmente es consejero de la Provincia Argentino-Uruguaya de la Compañía de Jesús, con sede en la Residencia Mayor de la Compañía en Córdoba, y coordinador del Equipo Misionero Itinerante y asistente espiritual de la Fundación Manos Abiertas.

La arquidiócesis de Córdoba
Fue creada como diócesis de Córdoba del Tucumán con sede en la ciudad de Santiago del Estero el 14 de mayo de 1570 por el papa san Pío V. En 1699 el papa Inocencio XII trasladó la sede episcopal a la ciudad de Córdoba. El 20 de abril de 1934 el papa Pío XI la elevó a arquidiócesis. Comprende en la provincia de Córdoba los departamentos de Calamuchita (excepto la parroquia de la Cruz), Capital, Colón, Punilla (excepto las parroquias de Capilla del Monte y La Cumbre), Río Primero, Río Segundo (excepto el rincón SE y las parroquias de Luque y Santiago Temple), Santa María y Villa del Totoral, con una superficie total de 19.722 kilómetros cuadrados, y una población de 2.270.000 habitantes, la mayoría de los cuales se confiesan católicos.

Cuenta con 113 parroquias y 517 iglesias y capillas no parroquiales; 300 sacerdotes, de los cuales 131 diocesanos; 10 diáconos permanentes; 660 religiosas; y 332 institutos educacionales.

Comunicado del Arzobispo de Córdoba

A la comunidad arquidiocesana:

Con mucha alegría quiero comunicar a la comunidad católica de la Arquidiócesis de Córdoba que el Papa Francisco ha designado, en el día de la fecha, Arzobispo de Córdoba al R. P. Ángel Sixto Rossi, de la Compañía de Jesús.

Los invito muy cordialmente a disponernos para recibirlo con espíritu de fe y deseosos de colaborar con él en la preciosa tarea de testimoniar y anunciar el evangelio a todos los cordobeses.

Agradecemos de corazón al Santo Padre esta designación, que muestra su preocupación pastoral por nuestra Arquidiócesis, y agradecemos también al P. Ángel Rossi su generosa disponibilidad para aceptar este delicado encargo.

El Papa ha decidido, a través de un decreto de la Congregación para los obispos, que hasta que el nuevo Arzobispo tome posesión de la Arquidiócesis, yo esté a cargo de la misma como Administrador Apostólico.

Comprometemos nuestra oración pidiendo al Señor  y a su Santísima Madre, Nuestra Señora del Rosario del Milagro, la fecundidad de la labor del nuevo pastor y recordamos también en nuestras súplicas al Papa Francisco, conforme a su constante pedido.

Córdoba, 6 de noviembre de 2021

Carlos José Ñáñez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − seis =