Dr. Pedro Despouy Santoro, abogado de tres de los detenidos por la muerte de Jonathan Romo. Créditos: gentileza

En la mañana de ayer y durante el día de hoy, en la Fiscalía de Cosquín, prestaron declaración indagatoria tres de los policías  acusados del crimen de Jonathan Romo, ocurrido el 10 de julio en la comisaría de La Falda.

El martes se presentaron ante la fiscalía, Hernán Suárez y Miguel Ángel Aguilera y hoy lo hizo otro de los defendidos por el abogado Pedro Despouy Santoro, Juan Pablo Zunino.

Los efectivos declararon que acudieron al llamado por los daños que la víctima estaba ocasionando en la despensa, tratándose de un procedimiento normal “ante una persona que no quería ser reducida”, sostuvo el abogado en diálogo con “90 Minutos” de Radio Única Punilla.

Los declarantes aseguraron en la indagatoria que aplicaron fuerza para reducirlo, pero que no utilizaron golpes o elementos contundentes.

Según manifestó el defensor, el traslado a la seccional policial se realizó con Jonathan Romo esposado y que al llegar a la dependencia, nuevamente se puso violento, comenzando a arrojar patadas. En esas circunstancias lograron que se tranquilice. A los minutos, un efectivo vio que el joven estaba descompensado y procedió a llamar al servicio médico.

Un hecho que se asentó en la declaración es que el servicio médico llegó con dos paramédicos y dos médicos.

Por el momento solo falta incorporar al expediente además de más declaraciones, pruebas científicas sobre las causas de la muerte, por lo tanto la defensa solicitará la semana próxima, la liberación de los detenidos, tomando en cuenta que es imposible que los mismos pueden llegar  a entorpecer el desarrollo de las pericias.

Escucha la entrevista completa:

Te puede interesar:

Seis miembros de la policía fueron detenidos por la muerte de Jonathan Romo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 + diecinueve =