El sábado 30 de enero, el Hotel Edén recibió la visita del embajador de Japón Takahiro Nakamae al cumplirse 76 años de la declaración de guerra a los países que conformaban el eje.

A consecuencia de la declaración de hostilidades por parte de Argentina -27 de marzo de 1945-, en el marco de la segunda guerra mundial, el embajador de entonces, fue trasladado junto al cuerpo diplomático y sus familiares hasta el hotel faldense, quedando allí alojados por algo más de once meses.

Vengo a expresar mi tributo y respeto a la historia”, dijo el embajador en nota periodística al finalizar la recorrida por el establecimiento.

Esta visita de la comitiva asiática, estuvo muy bien ilustrada por la encargada del hotel Gabriela Sánchez y el guía de turismo Ariel Mansani.

Pero los interrogantes pasan por el rol del municipio ante esta histórica visita.

Arribados al hotel consultamos sobre la presencia de autoridades municipales, a lo que nos confirmaron “les avisamos pero hasta ahora no vino nadie”.

Resulta incomprensible que desde el municipio, ninguna autoridad se haya hecho presente para dar la bienvenida a la delegación diplomática. Seguramente la justificación serán argumentos vagos, incoherentes e inapropiados.

La visita de un embajador, nunca es “no oficial”, cuando lo hace representando a su pueblo y gobierno, en este caso Japón.

Si hablamos de “falta de tiempo”, sería decir que existe inoperancia, cuando el municipio tiene suficiente personal en cultura, protocolo y prensa para resolver adecuadamente la situación.

En esta oportunidad, la inacción por parte de los funcionarios de La Falda, se convirtió en una falta de respeto hacia los ciudadanos, donde dejaron de estar representados por el poder político, en el momento en que una autoridad extranjera, visitó un edificio declarado “patrimonio cultural de la ciudad”.

El sábado por la tarde, La Falda estuvo representada por el personal del hotel -que se encuentra concesionado-, que sin lugar a dudas hizo un trabajo profesional extraordinario, con sobrado conocimiento de la historia reflejada ante el embajador, pero que no contó con la participación oficial ante la visita del delegado de un país amigo de Argentina.

No se cumplió con ninguno de los puntos establecidos en las normas protocolares para la ocasión, dejando en evidencia la falta de capacidad o compromiso del personal de las áreas específicas del municipio para acudir a tan importante evento.

El embajador Takahiro Nakamae estuvo recorriendo otras localidades cordobesas como lo dice el ministro de Gobierno de la provincia Facundo Torres en su cuenta de Twitter: «Recibí al Embajador de #Japón Takahiro Nakamae @embajadorjpnarg, quien se encuentra en la provincia realizando diversas actividades oficiales«.

Ministro de Gobierno de la provincia de Córdoba Facundo Torres, mencionó el "caráter oficial de la visita del embajador de Japón"

 

Es una pena que en La Falda no hayan interpretado la visita como es debido, perdiendo una importante oportunidad de demostrar al visitante la cordialidad de sus ciudadanos y la calidad institucional de su clase política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here