Viernes, 02 Septiembre 2016 20:55

Macri promocionó plan “anti narcos” en Córdoba

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Envió al secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, para que tomara contacto con intendentes y funcionarios provinciales para coordinar el tan prometido desembarco de gendarmes en zonas críticas de la provincia.


Como la Justicia o los gremios, las encuestas de opinión tampoco han sido benevolentes con el presidente Mauricio Macri. La preocupación por la erosión esperable de la consideración pública sobre la imagen y gestión del mandatario nacional, generó una preocupación que se hizo evidente esta semana primero, con la visita a La Matanza, bastión bonaerense cuya titularidad es del PJ y donde Cambiemos tuvo su peor performance electoral; después, con el lanzamiento del plan “Argentina sin Narcotráfico”, desde otro ícono del kirchnerismo, como lo fue Tecnópolis.
La preocupación por la inseguridad y el flagelo asociado, el tráfico y venta de estupefacientes, es evidente no sólo en los informes de los gurúes de consulta de la dirigencia política en general, suele ser un buen recurso para recuperar la iniciativa política. Quién podría objetar una acción para combatir el delito por más minúscula que fuese.
Hay ítems que no admiten el disenso, en el sentido de oposición acérrima. En ese marco y rodeado de referentes políticos y judiciales, Macri anunció su programa que incluye el despliegue de más fuerzas federales en todo el país; la conformación de equipos mixtos con policías provinciales para trabajar con mayor eficacia en el territorio; la búsqueda de la recuperación para el Estado de los bienes del tráfico de drogas, para ampliar la inversión en equipamiento y tecnología para combatir a bandas narcocriminales; entre otros puntos.
El secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, recorrió ayer la ciudad y varias localidades del interior cordobés, escoltado por el ministro de Gobierno y Seguridad de la Provincia, Carlos Massei. Bajó para promocionar el plan de Macri, en suelo algodonado para el macrismo.
También, para coordinar la llegada de fuerzas federales a la provincia, las mismas que se prometieron cuando el macrista intendente de Villa Allende, Eduardo “El Gato” Romero, hizo uso de sus buenas relaciones con Macri y logró la presencia de la Gendarmería por las calles de la localidad serrana.
Intendentes de Sierras Chicas y el socio de Cambiemos en la Capital, Ramón Mestre, se subieron a la ola y plantearon sus necesidades a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Desde allí parte la promesa inicial, reversionada en el plan recientemente anunciado por Macri.
Lo cierto es que el secretario Burzaco ratificó la llegada de gendarmes y efectivos de la Policía Federal a la provincia, pero aseguró que no autorizarán el “patrullaje bobo”. Un mensaje para Mestre, quien no podrá hacer gala de la presencia de gendarmes en la ciudad como deseó en un momento.
El plan no lo alcanza y desde la Provincia, en especial entre aquellos funcionarios que no disimulan la falta de piel con el radical, monopolizan las acciones de control del delito, como en realidad corresponde.
Llegarán gendarmes en diciembre, según aseguró Burzaco, pero se ubicarán en zonas donde son útiles: esto es, control de rutas, tareas de inteligencia y operativos especiales. Ingresarán a la ciudad, sólo cuando las investigaciones y las causas judiciales lo ameriten.
En la jornada de hoy, se anunciará la instalación de una base de fuerzas federales en los predios de Fadea. Habrá otra en Villa María, según confirmó Burzaco al intendente de esa localidad, Martín Gil, con quien mantuvo una reunión.
Con la lucha contra el narcotráfico como bandera, la Nación volvió a retomar los lazos con el peronismo local, con el schiarettismo en especial, de la primera hora. Claro, sin que los dirigentes de Cambiemos se sientan celosos.

Fuente: Alfil

Visto 350 veces

Deja un comentario