Martes, 29 Mayo 2018 00:00

La seguridad aérea sigue sin encontrar el rumbo.

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Captura de video Captura de video

Una vez más, la acción temeraria de un piloto puso en riesgo a personas y aeronaves en el aeropuerto de Morón.

Por distintos motivos, a veces por incumplimiento de las normas por parte de los pilotos y otras por fallas en el sistema de control de la navegación aérea y los servicios de seguridad en pistas y plataformas como en el sistema de habilitaciones, la aeronavegación argentina se encuentra en estado crítico y al parecer, las autoridades nacionales siguen mirando para otro lado.

La semana pasada dábamos cuenta de un hecho de extrema gravedad ocurrido en el Aeroparque Newbery de la ciudad de Buenos Aires, cuando un avión de la empresa LAN tuvo que abortar un despegue, porque se encontró con otra aeronave ocupando la pista de aterrizaje.

El caso que nos convoca ahora, involucra a aviones de menor porte y un aterrizaje que vulneró la seguridad aérea en el aeropuerto de Morón (Bs As). El viernes 25 de Mayo, cuando se aproximaba la hora cierre de actividades, una aeronave con sus pasajeros informa que pinchó un neumático en pista. La situación obligo en forma inmediata a informar a las aeronaves que se encontraban en condiciones de aterrizar, que a partir de la emergencia declarada, se cerraba el aeropuerto, obligando a los pilotos en vuelo a utilizar el aeropuerto de alternativa. La maquina dañada en la pista fue identificada con la matrícula LV-GLZ.

El Palomar, ubicado a escasos cinco kilómetros de distancia, era el aeropuerto de alternativa hacia donde las aeronaves se dirigieron.

Pero un piloto se negó a acatar las normativas vigentes y hacer caso omiso a la información suministrada por el operador de control de tránsito aéreo de Morón. En esta oportunidad podríamos decir que el controlador acepto la decisión del piloto, sin hacer respetar las normativas para estos casos, donde la falta de experiencia y capacitación permiten en estos momentos inflexibles decisiones donde se ponen en riesgos vidas humanas.

La responsabilidad absoluta sobre la capacitación, instrucción y formación del personal está a cargo de la empresa prestadora de los servicios de tránsito aéreo EANA SE. En los últimos casos documentados que tomaron estado público, de incidentes y accidentes, queda demostrado que la empresa pone poco interés en capacitar al personal a su cargo, en forma correcta, para ocupar estos lugares claves, donde la seguridad de las personas y los bienes deben estar por encima de cualquier interés.

También debemos explicar que en casos similares en cualquier aeródromo en el mundo, donde ocurra un hecho similar, se toma como aeropuerto clausurado!!!. Vale decir nadie puede aterrizar...

Continuando con el desacato de los servicios de tránsito aéreo la aeronave con identificación LV-CDK efectúa el peligroso aterrizaje estando en pista personal de mecánicos, servicio de seguridad y remolque, servicios del sector de rodaje perteneciente a la Administración Nacional de Aviación Civil, pilotos y pasajeros.

Esta decisión de aterrizar en forma negligente y temeraria poniendo en riesgo vidas humanas conllevaría una denuncia judicial, sin ningún lugar a dudas.

Este hecho, donde la irresponsabilidad se suma a la falta de capacitación, no provocó heridos ni daños, pero en las actuales condiciones nadie puede garantizar que la seguridad aérea sea eficiente. Solo nos queda una pregunta: hasta cuando nos acompañara la suerte?

Visto 1251 veces Modificado por última vez en Jueves, 31 Mayo 2018 23:35
Inicia sesión para enviar comentarios