La balanza comercial arrojó en febrero un superávit de apenas 44 millones de dólares, cifra que representó un desplome del 92% con relación a igual mes del 2013. Se debió a una escalada en la compra de energía (43%) y un hundimiento en las exportaciones de los productos agrícolas (del 34%).

Según informó el INDEC, en el primer bimestre de 2014 la balanza comercial fue superavitaria en 79 millones, y disminuyó 90% con respecto a igual período del año anterior.

Las exportaciones sumaron 5.393 millones de dólares, lo que representa un 6% menos que en el segundo mes del año pasado, mientras que las importaciones avanzaron 5.349 millones, con un crecimiento interanual del 2%.

La disminución de las exportaciones se explica por un retroceso del 5% en las cantidades vendidas al exterior, mientras que los precios se contrajeron un 1%.

El principal descenso interanual de los productos vendidos al exterior correspondió a los productos primarios que bajaron un 34%, debido a una caída conjunta de cantidades y precios de un 29% y un 7%, respectivamente.

También decrecieron las manufacturas de origen industrial con un 2%, los combustibles y energía crecieron un 47% y las de origen agropecuario aumentaron un 2%.

En tanto, la suba de las importaciones se vio alentada por la mayor compra de combustibles a Rusia y Estados Unidos, con un aumentó 43% interanual, para sumar 852 millones de dólares.

Otro rubro que aumentó fue el de Bienes de Capital, con el 4% a 928 millones de dólares, por la adquisición de trenes a China.

En tanto cayó 25% la compra de automóviles a 372 millones de dólares, y los Bienes de Consumo bajaron 5% a 1.141 millones.

Además, según los datos oficiales, el comercio con el Mercosur concentró el 35% de las exportaciones argentinas y el 27% de las compras realizadas al exterior.

En esa línea, el saldo comercial de febrero de este año tuvo un resultado positivo de 439 millones de dólares.

En el primer bimestre, los rubros de mayor participación en las exportaciones argentinas fueron, por un lado, las manufacturas de origen agropecuario con un 38% y, por otro, las manufacturas de origen industrial con el 36% del valor total.

A nivel regional, el descenso de las importaciones en febrero con respecto al mismo mes del año anterior, si se tienen en cuenta los valores absolutos, fue producto de menores compras en todos los rubros con excepción de combustibles y lubricantes.

En el primer bimestre de 2014 el bloque arrojó un saldo comercial positivo de 641 millones de dólares.

El segundo bloque en importancia comercial fue el de Asia-Pacífico, que reúne a China, Japón e India, que registró un saldo comercial negativo de 758 millones de dólares en el mes.

Las exportaciones subieron 8% con respecto a febrero de 2013, debido a las mayores ventas de los Combustibles y energía, Productos primarios y las Manufacturas de origen industrial, mientras que las Manufacturas de origen agropecuario disminuyeron.

Durante 2013 Argentina registró un superávit de 9.024 millones de dólares, una cifra un 27% menor que la del año anterior.

Para 2014, el presupuesto oficial pronostica que el superávit comercial volverá a registrar un saldo positivo de 10.452 millones de dólares.

Publicado en Actualidad