Dos días de debates en el Hotel Luz y Fuerza de la localidad serrana, sirvieron para calmar los ánimos de algunos radicales que cuestionaban a la dirigencia que, a su entender, no daba respuesta al pedido de mayor participación dentro del espacio “Cambiemos”.

Mario Negri y Ángel Rozas, junto al presidente de la UCR nacional, José Corral, fueron los encargados de cerrar el congreso, con discursos claramente conciliadores, pero exigiendo mayor participación dentro de Cambiemos, “fortaleciendo al radicalismo, fortalecemos Cambiemos y vamos a cuidar al presidente Macri” se escucho en reiteradas oportunidades desde la mesa de cierre.
Ángel Rozas, sostuvo que no queda espacio para más equivocaciones en el seno del gobierno nacional, aunque valorizó la humildad del presidente Mauricio Macri, al reconocer equivocaciones y dar macha atrás con algunas decisiones tomadas.
José Corral, por su parte, reclamo a la dirigencia trabajar para fortalecer esta fuerza política, acompañando a los tres gobernadores y los más de 450 intendentes radicales distribuidos por todo el país.

En definitiva, aquellas voces que en algún momento se levantaron pidiendo más participación dentro de la coalición, pueden comenzar a pensar en las próximas elecciones de medio término que se llevarán a cabo el próximo mes de octubre.

En caso de no existir acuerdo entre los integrantes de Cambiemos, quedara disponible el último recurso, someterse a las PASO. Se habla que en este caso, podrían existir listas del Pro y de la UCR, aunque también se podría dar caso donde las listas sean mixtas, incluso conteniendo a los otros partidos de la alianza, ARI y Frente Cívico.

En el documento final del congreso que convocó a más de 400 radicales de todas las provincias, se fijan tres ejes fundamentales que el gobierno nacional debería comenzar a debatir con fuerte presencia radical: “A partir de haber reencaminado al Estado se encuentran ahora, dadas las condiciones para poner en primer plano a la educación. Nuestro país necesita, y está en condiciones de dar, un salto de calidad en la educación en todos sus niveles. Esta es la condición indispensable para la movilidad social, para que los más postergados progresen socialmente, y para tener un país innovador y lleno de oportunidades.
Necesitamos asimismo, poner el acento en dar una verdadera cruzada por reestructurar el sistema de justicia con miras a su profesionalización, eficiencia y transparencia. Al propio tiempo debemos mejorar las capacidades del estado para llegar directamente a los argentinos y garantizar su inclusión social y ciudadanía plena”.
El documento tambien expresa que “Por esto, tenemos la responsabilidad de aportar nuestra capacidad y nuestro compromiso político porque es mucho lo que se pone en juego en la Argentina. En un contexto internacional convulsionado en el que la alternativa populista toma protagonismo, Cambiemos representa, respecto del pasado próximo, un salto cualitativo excepcional. Trabajar por dejar atrás de manera definitiva el pasado oscuro de degradación institucional, política y social que significó el kirchnerismo es nuestra prioridad absoluta.
Garantizar la profundización de la democracia requiere de acción política. Constituir Cambiemos en todos los distritos del territorio nacional es primordial para que los argentinos puedan seguir consolidando el cambio. Avanzar en la construcción de consensos que nos permitan presentarle a la ciudadanía una propuesta y candidatos concertados que sinteticen lo mejor de todas las expresiones de la coalición debe ser una premisa; disponiendo también de la utilización de las primarias para decidir, de cara a la gente, la mejor representación política de Cambiemos”.

El esfuerzo de la UCR, puesto de manifiesto en Villa Giardino, no representa solamente el hecho de limar asperezas dentro de sus mismas filas, impulsando el trabajo de campo, apuntando a las próximas elecciones, subordinando a sus militantes a las decisiones del plenario, también es un claro mensaje a Propuesta Republicana, con una demostración de fuerza y unión, que de alguna manera refresca la memoria colectiva que dice que Mauricio Macri es presidente de los argentinos, por el trabajo y el apoyo con organización y fiscales propuestos desde el centenario partido.

Escucha los audios

José Corral http://ar.ivoox.com/es/17222099   

Ángel Rozas http://ar.ivoox.com/es/17222083 

Publicado en Nacionales
Lunes, 29 Agosto 2016 00:41

El rol de la UCR dentro de Cambiemos

 

Documento elaborado luego del debate realizado en el comité de circuito de Villa Carlos Paz sobre el tema "el rol de la UCR dentro de Cambiemos"

El 14 de marzo de 2015 se llevó a cabo en la Ciudad de Gualeguaychú la Convención Nacional de la UCR.

Luego de un arduo e importante debate, se resolvió "ampliar los acuerdos político-programáticos nacionales, jerarquizando la construcción política con los Partidos Coalición Cívica-Ari y Pro, para construir una alternativa electoral competitiva que garantice la futura gobernabilidad de nuestro País" –de acuerdo al documento aprobado- y la Candidatura de Ernesto Sanz para competir en las Paso previstas para el 9 de agosto de ese año.

15 horas de debate intenso marcaron la importancia de un partido político como la Unión Cívica Radical, que hizo funcionar a pleno su Convención Nacional, permitió que más de 40 integrantes de la misma se expresaran, que hubiera disenso y discusión, y que el cónclave terminara con una resolución mayoritaria.

Esa expresión marcó a fuego la situación política de la Argentina, e inclinó la balanza de las preferencias electorales a favor de Cambiemos.

La decisión de Gualeguaychú dio sus frutos, ya que aunque por un margen exiguo, se ganó la elección, dejando atrás un gobierno autoritario, que no respetaba la división de poderes y propiciaba la desunión entre los argentinos.

Hay que ser claros: estábamos frente al peligro de la profundización de la brecha social, con una expresión gubernamental cada vez más antidemocrática, y la continuidad de un modelo que se había estancado, no generaba empleo y producía pobreza. Todo ello con una alta cuota de corrupción.

Elegimos buscar las coincidencias.

Como decía Raúl Alfonsín, la UCR se puso al hombro la Nación, sin pensar en costos o beneficios de las decisiones que adopta.

El Radicalismo forma parte de Cambiemos, y dentro de esa Coalición de Partidos, tenemos un rol que cumplir. A pesar de ello, los hechos marcan que la UCR no tiene hoy incidencia en la toma de decisiones del gobierno nacional.

No fuimos consultados respecto a la designación por Decreto de los miembros de la Corte, medida que fuimos a apoyar ex post facto y que el propio Presidente dejó sin efecto por su incoherencia.

No participamos de la discusión respecto al tarifazo, que de manera desproporcionada e insensible caló hondo en el bolsillo de la gente.

Tampoco participamos de la redacción del Decreto que le dio mayores poderes a las Fuerzas Armadas para disponer entre otras cosas los ascensos, derogando una disposición emanada del ex Presidente Raúl Alfonsín.

No dispusimos la eliminación de las retenciones para las mineras ni medidas económicas que han hecho crecer la pobreza.

No participamos de las elucubraciones de altos dirigentes del Pro que señalan que es posible una alianza electoral con el peronismo.

Se ha acaparado por parte del Pro la inmensa mayoría de las responsabilidades funcionales de gobierno y sus delegaciones provinciales, en un claro intento de agrandar, formar y consolidar su estructura partidaria a partir del ejercicio del poder del Estado. Lo que nos preocupa, pero hecha claridad sobre los objetivos políticos del Pro.

Que frente a todo eso, se debe llamar a la reflexión al Pro del peligro de socavar la relación con la UCR.

Para la UCR, hacer también una advertencia de la necesidad urgente de aclarar si somos partido de gobierno y en consecuencia su rol, o si somos una coalición parlamentaria.

Debe la conducción de la UCR dejar de ser una conducción de funcionarios con una visión sesgada de la realidad, porque el radicalismo es mucho más que la circunstancia de un gobierno, por lo que, en participación general, debe debatir a fondo la realidad por la que atraviesa el País.

Villa Carlos Paz, 27 de Agosto de 2016.

Carlos A. Becerra

Dante Rossi

IDENTIDAD RADICAL

Publicado en Provinciales

La Convención de Gualeguaychú, que aprobó la integración de la UCR a Cambiemos, con el objeto de lograr alternancia en el sistema político y dejar atrás el populismo que tanto daño le generó a la Argentina, en su Resolución dedicó un párrafo a señalar que "las bases programáticas de los acuerdos debían respetar los lineamientos generales y preceptos doctrinarios del radicalismo".

La UCR es un partido popular y progresista, y debiera tener voz y voto en las decisiones del gobierno nacional.

Por estos días causan estupor dos medidas tomadas por el Presidente Mauricio Macri:

1) Los alevosos aumentos de tarifas, que generan más pobreza y llevan preocupación a vastos sectores de la sociedad –fundamentalmente la clase media- que no podrán lisa y llanamente afrontar su pago.

El aumento incluso del 400 o 500 % implica un abuso de autoridad y carece de razonabilidad.

2) El Decreto que le otorga mayores potestades a las Fuerzas Armadas para decidir per se –entre otras cosas- ascensos, traslados, designaciones, e incorporación de retirados como docentes en espacios de formación.

Esta decisión echa por tierra con la política de Raúl Alfonsín, que en 1984 dictaminó el control civil de las Fuerzas Armadas, e implica el renunciamiento de la política a la conducción del estado.

Es un grave retroceso en la materia, que deja sin poder al Ministerio de Defensa.

Se hace imprescindible que el radicalismo reclame enfáticamente mayor inserción en la toma de decisiones del Gobierno Nacional, para aportar soluciones a los sectores más desprotegidos, evitando que el aggiornamiento de la economía genere más pobreza; y que se retroceda más de 30 años en las políticas relacionadas al control civil de las Fuerzas Armadas.

Lo resuelto por la Convención de Gualeguaychú no implica de ninguna manera hacer un mudo seguimiento de lo dispuesto por el Pro dentro de Cambiemos, sino aportar a la marcha del gobierno desde la filosofía y la doctrina del radicalismo, que en su génesis tiene a la defensa de los más desposeídos.

Córdoba, 9 de junio de 2016.

Dante Rossi

Presidente Junta Provincial- Identidad Radical

Córdoba

 

 

Publicado en Editoriales