Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 08 Mayo 2019
  • “Estaba chupado, no me acuerdo de nada”, dijo ante el jurado Maico Cejas.
  • La pareja tuvo un noviazgo de un año y una convivencia de 18 meses.

      Este miércoles comenzó en la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje el juicio contra Maico Abel Cejas (24), acusado del asesinato de su ex pareja en agosto de 2017.

      La joven Claudia Desiree Soria (20), había tomado la decisión de cortar con la relación que mantenía con Cejas. La pareja vivía en Bañado de Soto.

      Tras la separación la víctima se instaló en la casa de su madre en Villa de Soto. En este domicilio, fue cuando Cejas, se presentó el sábado 26 de agosto del 2017, según declaró, en estado de ebriedad a pedirle a su ex pareja que lo llevara en la moto hasta su casa. En ese momento la mamá de Claudia intervino y el joven se retiró del lugar.

      Al día siguiente, domingo, alrededor de las 17 horas, Cejas vuelve a la casa, donde Claudia estaba acompañada por su hermana Érica (23).
     

      Según relató la hermana, habían terminado de almorzar cuando Cejas llegó en su moto, ingresó a la vivienda e insistió con hablar con Claudia. Ante la negativa, dijo que se iba a “acostar a dormir”.

      Erica salió de la vivienda y a los pocos minutos escuchó a su hermana pedir auxilio. Claudia Soria, recibió seis puntazos en su brazo izquierdo y una herida en el abdomen. Caminó apoyándose en la pared hasta los brazos de su hermana y en ese momento cae al piso. “Ayúdame Erica no me dejes morir” fue el ruego de la joven.

      Mientras tanto, el agresor se escapaba del lugar, apoyando contra su pecho la cuchilla de 20 cm que utilizó contra su ex pareja.

      A las pocas cuadras la policía logró su detención.

      Claudia fue intervenida en el Hospital de Cruz del Eje, pero la puñalada aplicada en el abdomen le provoco la muerte, luego de una agonía que duro varias horas.

      El miércoles comenzó el juicio por jurado popular.

      En la primera audiencia ante el jurado compuesto por seis hombres y seis mujeres, Maico Cejas, sostuvo que no recuerda nada de lo ocurrido ese fin de semana, porque él se juntó con amigos a tomar alcohol “porque ella lo había abandonado”. “Estaba chupado, no sé como llegué a la casa ni sé que pasó, no me acuerdo de nada” dijo, además de asegurar que reaccionó cuando estaba en el calabozo.

      También aseguró que “se llevaban bien, que la amaba y ella a veces salía sola”.

      Estas afirmaciones fueron contrarrestadas por las declaraciones de la familia de Claudia quienes aseguraron que se habían separado en otras oportunidades por la violencia que el ejercía sobre la pareja, llegando a golpearla y en dos oportunidades tuvo que intervenir la mamá de Claudia para que cese la agresión.

      Un hecho evitable.

      La primera audiencia dejó al desnudo una realidad de violencia que envolvió a la pareja y nadie supo manejar. Algunas declaraciones sostuvieron que conocían los hechos violentos, pero que no intervenían, ni denunciaban “porque era un problema entre ellos”.

      La falta de compromiso y la contención necesaria dejó desamparada a una joven mujer que fue brutalmente asesinada por no querer convivir más con quien la maltrataba.

      El 16 de mayo continuará la segunda audiencia de debate, con la citación de cuatro testigos y seguramente a los pocos días se conocerá la sentencia.

      Maico Cejas está siendo enjuiciado bajo el cargo de “homicidio calificado por el vinculo y violencia de género” en perjuicio de una joven mamá de un niño que está por cumplir cinco años.

Si sos víctima de violencia de género, no lo dudes, denuncia en la comisaria de tu zona o en la unidad judicial más próxima.

Publicado en Regionales

El intendente Julio Alba dejo inauguradas las instalaciones del Punto Digital y de la Universidad Popular de valle Hermoso.
Funcionaran en el edificio que había comenzado a construirse para la terminal de ómnibus y que nunca llegó a funcionar.

El luctuoso accidente, se registro en las últimas horas de esta tarde, cuando la joven policía que cumplía servicios en la comisaría de Bialet Masse intento detener el desplazamiento del móvil policial.

La primera información nos dice que la joven de 23 años de edad, acudió junto a una suboficial a verificar una alarma domiciliaria que estaba sonando. Esta alarma pertenece a una vivienda que no tiene moradores y está ubicada en una zona de difícil acceso.

Al arribar al lugar, ambas mujeres descendieron del vehículo y se dirigieron a controlar la casa.

Por causa que se están investigando, la camioneta policial, comenzó a desplazarse por una pendiente y al intentar detenerla, la joven sufrió una caída en el paso del vehículo, que le provocó serias heridas en el tórax.

Los servicios de emergencias estuvieron tratando de reanimarla por más de cuarenta minutos.

La agente policial, estaba en pareja con otro efectivo de la fuerza y era mamá de una beba.

En el lugar se encuentra trabajando la fiscalía interviniente y autoridades policiales de la Jefatura y de la Departamental Punilla.

Publicado en Regionales