Elementos filtrados por fecha: Lunes, 02 Marzo 2020
  • Comparado con el año anterior, aumento la permanencia una noche.
  • Febrero se presento con mejor ocupación que enero.

 

La temporada 2020 horas atrás cerró con un importante movimiento turístico, especialmente en el fin de semana de carnaval.

La provincia de Córdoba informó que el número de visitantes fue muy interesante, superando a los mismos meses del año pasado.
 

El Valle de Punilla en general se mostró en varias jornadas, especialmente los fines de semana con una afluencia de turistas que hacía presentir un verano con “estallido económico favorable”.
 

Pero la realidad pasó por otro camino. Consultando a representantes de cabañeros y hoteleros, coincidieron en definir al verano 2020, como una temporada “donde los ingresos apenas alcanzan para cubrir algunos gastos corrientes”, se trabaja “con un mínimo margen de rentabilidad” sugirieron, al mismo tiempo que las tarifas se fijan en octubre o noviembre, pero los aumentos de insumos e impositivos de los meses de enero y febrero “dejan un saldo prácticamente negativo”.
 

A esta situación preocupante se le debe sumar la competencia desleal que configura el alojamiento sindical que opera como hoteles privados y la informalidad, alquileres sin regulación municipal ni provincial.
 

A modo de documentar los resultados del verano, este medió hablo con el periodista Jorge Elena, de Villa Carlos Paz, exponiendo las estadísticas que le pusieron cifras a un verano con mucho movimiento de personas, pero de gastos limitados.
 

Cifras.
 

Los visitantes que arribaron este verano a la villa serrana, provenían principalmente de Ciudad Autónoma de Buenos Aires, continuando con los vecinos de Gran Buenos Aires, Santa Fe, Rosario y Córdoba.
 

El 85% de los turistas pertenecían a familias, el resto se dividió en grupos y una cantidad mínima de personas solas.
 

A diferencia del año 2019, se registró un día más en el promedio de estadía, llegando a seis noches.
 

Como decíamos, el turista este año estuvo muy reservado, cuidadoso con los gastos. La estadística reunió los ítems de alojamiento, entretenimiento, gastronomía, comercio, arribando a gasto per cápita de $2635.
 

Este gasto, apenas supera en un 15% el gasto por persona del año pasado, vale decir, que si se lo confronta con los números que arroja la medición anual de inflación, la hotelería en promedio –dependiendo del establecimiento y los servicios- perdió un 25% en su rentabilidad.
 

Por último, el mes de enero registró en promedio 75% de ocupación, en tanto que el mes de febrero, al contrario de los últimos años llegó al 86%.
 

Cabe recordar que la provincia de Córdoba cuenta, de acuerdo a registros que tienen más de un año de antigüedad, con 165000 plazas hoteleras en el sector privado.
 

El 47% de esas plazas están distribuidas en el Valle de Punilla, contando Carlos Paz con alrededor de 40.000 camas y La Falda con un número cercano a las 10.000.

Revertir una mala imagen con ingenio.
 

La ciudad de las salas teatrales, sufrió a mediados de este verano una muy mala imagen que se viralizó en las redes sociales a partir de un local gastronómico que se abusó con el precio que le cobró a cuatro personas por una “picada”.
Una mezcla de risas y bronca vivió el público al conocer que los comensales pagaron más de $3400 por una simple picada y un par de bebidas.
 

La situación no fue pasada por alto por los vecinos de la villa, enseguida se hizo sentir el repudio generalizado ante el abuso manifiesto, especialmente cuando se conocieron las excusas sin sentido que esgrimió la propietaria.
 

Pero de las malas experiencias surgen las oportunidades y así lo entendieron desde la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos, que junto al municipio, decidieron poner en marcha un evento para demostrar que Carlos Paz en su conjunto cuida al turista y le brinda alternativas para disfrutar de distintos eventos.
 

El último sábado de febrero, a partir de las 11 de la mañana, comenzó el Festival de la Picada Serrana.
 

El festival se extendió hasta la 1 de la mañana del domingo, a lo largo de la calle por más de 10 cuadras desde el Reloj CuCu hasta la iglesia, en pleno centro.
 

Más de 20000 recorrieron los stand y locales comerciales, disfrutando de salames de Colonia Caroya y Oncativo, aceitunas de Cruz del Eje, quesos de la provincia de Santa Fe, productos de la ciudad de Córdoba y mani de Hernando, entre otras exquisiteces.
 

El evento contó con 25 grupos musicales locales y provinciales que entretuvieron a los visitantes con interpretaciones de todos los ritmos.
 

En definitiva, revertir una situación negativa generada por una comerciante, se concretó por el trabajo conjunto entre privados y estado, abriendo la posibilidad de un nuevo evento que seguramente se proyectara para los años venideros.