Elementos filtrados por fecha: Sábado, 07 Marzo 2020
  • El hecho se registro en Cruz del Eje 3 de abril de 2016.
  • En esa oportunidad, Erica Ruth Pérez (30) hirió con el arma reglamentaria a su padre.
  • La fiscalía de Instrucción la había imputado por “homicidio calificado por el vinculo en grado de tentativa”.

La tarde del domingo del 3 de abril de 2016, en el barrio Residencial América de Cruz del Eje se vio alterada cuando un vecino de la familia Pérez tuvo que trasladar en un automóvil a Daniel Esteban Pérez (52), herido por un proyectil disparado por la pistola Bersa Thunder 9 mm, que su hija tenía provista por la fuerza policial donde prestaba servicios.

Este vecino, también personal policial, llevo a Pérez hasta el hospital de Cruz del Eje, donde quedo internado, presentando un orificio con entrada en la zona de la cresta iliaca izquierda y con salida a dos centímetros de la columna vertebral en la zona lumbar.
 

De acuerdo al relato de la mamá de Daniel, la policía bajo de su dormitorio, se dirigió a la cocina, donde ella se encontraba, le pido un poco de jugo para luego ingresar al dormitorio donde estaba su padre acostado.
Mientras estaba en la cocina, escuche un estruendo y después la vi a mi nieta salir de la casa rápidamente”, relato la mujer en su testimonio.
 

Erica salió de la casa, camino unos 100 metros donde estaba su novio esperándola en una moto. Luego cambiaron de rodado y en un auto intentaron dejar la localidad, previo haber descartado la pistola.
 

La policía los encontró antes de dejar la jurisdicción trasladándolos a la dependencia policial.
 

Investigación.
 

Los primeros relatos sobre el incidente daban cuenta de que habría existido una discusión entre padre e hija, presuntamente por la relación sentimental que la joven mantenía.
 

La información colectada en primer lugar, sumada a la actitud posterior al disparo por parte de Erica, llevaron a la fiscalía actuante a imputarla por el delito que la llevo a juicio.
 

A la agresión física se le agregó el delito de “daño calificado”, por romper cuatro vidrios de una garita de la policía al momento de ser trasladada en la comisaría local.
 

Luego de ser dado de alta, Daniel Pérez se presentó a declarar en la fiscalía, donde luego del proceso judicial resultó imputado por “falso testimonio”. Al entender del fiscal Raymundo Barrera, el hombre habría mentido para proteger a su hija, argumentando que la situación vivida "se trataba de un accidente, cuando ella le tiró la pistola para que se la limpiara”.
 

Daniel hasta ese momento se desempeñaba como empleado en una agencia de seguridad.
 

Juicio con jurado popular.
 

Durante el juicio llevado a cabo en la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje, se escucho las declaraciones de cuatro testigos, la abuela de la agente, el vecino que traslado al herido y dos oficiales de policía que participaron en la investigación.
 

Durante el juicio, los abogados defensores plantearon la nulidad de las actuaciones que indicaban el hecho doloso por parte de Erica y al mismo tiempo dejaban sin fundamento la acusación de falso testimonio.
 

Al momento de los alegatos, el Dr. Barrera, actuando como fiscal de Cámara, realizó una demostración con un arma similar utilizada por Erica Pérez al momento de efectuar el disparo, donde con claridad explicó que ese tipo de pistolas, utilizada por muchas fuerzas de seguridad en el mundo, es de la más seguras que existen en el mercado al contar con seguros que impiden el disparo accidental.
 

Es decir, si el arma hubiera sido arrojada o al momento de sacarla de la cintura, “si no existe la intención de disparar, con el dedo en el gatillo, es imposible que se efectúe el disparo”, relató al mismo tiempo que recordó que el arma peritada no presenta ningún tipo de problemas técnicos.
 

La defensa de la acusada, cuestionó principalmente la forma de obtención de los primeros datos en la casa de la familia Pérez. En ese momento se mencionó la presunta “discusión familiar”, que daría paso a la imputación.

Pero de acuerdo a los abogados, como estos comentarios no fueron pronunciados ante un fiscal o la presencia de abogados y además sin tomar en cuenta la relación familiar entre los participantes, “es violatorio de los derechos constitucionales de los declarantes” sostuvieron, pidiendo la nulidad de las declaraciones de los policías por considerar “que en sede judicial dijeron que los testigos ese día declararon y ahora dicen que fueron comentarios espontáneos”.
 

A su tiempo, el abogado defensor de Rubén Perez, pidió la nulidad absoluta de lo actuado en contra de su cliente, porque consideró que la investigación se basó en relatos policiales y que la imputación es producto de la imaginación.
 

Sentencia.
 

La fiscalía pidió para el caso de Erica Pérez una condena de 15 años de prisión y para su padre, Rubén, seis meses de ejecución condicional.
 

El fallo por mayoría del 5 de marzo, avaló lo solicitado por las defensas, anulando el proceso contra Rubén Pérez y condenando a dos años de prisión condicional a Erica Pérez por el delito de “lesiones leves calificadas por el uso de arma de fuego”.
 

El Dr. Juan Alberione, defensor de Erica sostuvo que: “Afortunadamente el tribunal con muy buen criterio ha sabido resolver y darse cuenta que nunca existió la intención de dispararle voluntariamente” y agregó que “hay una parte inconclusa que queremos que se revise en una instancia superior”.
 

EL Dr. Raymundo Barrera, expresó “por mayoría se dio una pena de ejecución condicional por el delito de lesiones leves” y destacó que “el fallo cuenta con el voto en disidencia de dos jueces técnicos, que otorgan los argumentos necesarios para la casación”
 

En los próximos días, la Cámara de Cruz del Eje, dará lectura de los fundamentos del fallo.

Publicado en Actualidad