Esta mañana el centro de La Falda se sorprendió ante un importante operativo realizado por Gendarmería Nacional, AFIP y ADUANAS.

Los agentes federales, se hicieron presentes en un local de venta de ropa, ubicado en Av. Eden 122, con una orden judicial emanada por el Juez Federal N° 1 Dr. Bustos Fierro.

El Dr. Bustos Fierro, respondió a un exhorto emitido por el Juzgado Federal de la provincia de Santiago del Estero por infracción a las leyes N° 22415 y 20474.

De acuerdo a la información recabada en el lugar, el local comercializaba prendas de la franquicia Lago Puelo.

La investigación en pleno desarrollo intenta establecer el origen de las prendas que los titulares de la franquicia proveían a sus clientes.

En el marco de la investigación, los titulares de los comercios allanados en todo el ámbito del país, serían víctimas de la maniobra que realizaban los proveedores, aunque de todas maneras, la justicia procedió al secuestro de todas prendas que se encontraban en el lugar. También retiraron documentación contable.

El Dr. Ricardo Agost, abogado del comerciante, hablo con Radio Mitre Córdoba y afirmo que “se está llevando una investigación tipo penal, no contra los comerciantes, sino contra los proveedores de mercadería”.

(Escucha el audio completo más abajo)

Publicado en Regionales

En varios operativos, la agencia irrumpió en domicilios sospechados por ingresar de manera irregular productos del exterior. Bloqueó 37 sitios y secuestró mercadería. El Gobierno busca desalentar las importaciones


Con datos recolectados por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Justicia autorizó varios allanamientos en los que se incautaron productos que se vendían por internet.

En Córdoba hubo diez de estos allanamientos, en los que se detectaron 277 mil pares de anteojos de sol y recetados por un valor que supera los 70 millones de pesos. Los agentes fiscales encontraron una máquina que imprimía la leyenda "Industria Argentina", utilizada para sobreescribir las etiquetas en los anteojos de origen chino.

También secuestraron 317 artículos de electrónica, calzado e indumentaria de origen extranjero que eran ofrecidos a la venta a través de una página web propia, de portales de subasta locales y la red social Facebook. El valor de la mercadería superaba los $ 250.000.

Asimismo, en San Juan se realizaron otros 3 allanamientos donde se secuestraron 4.370 unidades referidas a repuestos y accesorios de motos, cascos, indumentaria y productos de electrónica como cámaras de fotos, celulares, radios por un valor aproximado de $190.000.


Por otro lado, en los controles se hallaron sitios web que vendían medicamentos de manera irregular. Ante esta situación, las autoridades de la AFIP en conjunto con Interpol (International Criminal Police Organization) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) bloquearon 37 páginas en el exterior y hay otros 74 sitios web que están en proceso para ser dados de baja.

Entre los medicamentos que se comercializaban había pastillas con propiedades abortivas, según la dosis y vía de administración; antidepresivos, disfunción eréctil, esteroides y subutramina, que está prohibida en el país.

Una grieta en el sistema

Los operativos se produjeron en el marco de la intensificación del cepo cambiario, que se manifiesta ahora en el aumento de los controles aduaneros y de la investigación fiscal en el sector. Es que el comercio electrónico se ha convertido en una de las grietas por las que se fugan los dólares del país.


Con este horizonte, la AFIP destinó un centenar de inspectores para fiscalizar los sitios web y detectar los casos donde se venden productos que permiten evadir el IVA, los derechos a las importaciones y las contribuciones patronales.

La efectivización de los controles al comercio exterior se conoció este último viernes, cuando la Policía aduanera anunció que realizaría una "verificación exhaustiva" de la mercadería que ingresa al país.

En simultáneo a la comunicación, las compañías couriers más importantes decidieron la suspensión en conjunto de la importación de productos por pedidos individuales o de particulares; entre ellos, los que compran los argentinos en el exterior a través de internet, según reveló ayer el diario Ámbito Financiero.

Publicado en Nacionales