Sábado, 28 Marzo 2020 14:36

Coronavirus: Toques de sirena de bomberos, ¿Aumenta el estrés en los vecinos?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Coronavirus: Toques de sirena de bomberos, ¿Aumenta el estrés en los vecinos? Psicología Ambiental

En el Valle de Punilla, algunos municipios coordinaron con los cuarteles de bomberos, hacer sonar las sirenas avisando sobre el horario de cierre de los comercios. ¿Es una medida adecuada en estos momentos de aislamiento obligatorio?
 

Esa es la pregunta que intentaremos responder a partir del aporte de la información disponible y de la conversación con una especialista en situaciones de catástrofes y acciones sanitarias de gran envergadura.
 

Los toques de sirena, en plena situación de aislamiento obligatorio que afecta a todo el país, anuncian el cierre de los negocios de las localidades del Valle de Punilla, que intentan poner sobre aviso a los vecinos sobre el inminente cese de la actividad comercial y la prohibición de circular en la vía pública.
 

En la situación actual, que mantienen desde hace nueve días a las personas dentro de sus hogares, con la restricción de salir de sus domicilios, con un alto en las actividades industriales, comerciales y de servicios, además de la situación de riesgo propias del posible contagio por Covid 19, generan en las personas enormes picos de estrés.

Incluso la convivencia familiar, en estas condiciones se ven afectadas, de acuerdo a los dichos de los especialistas.
 

Ahora, el tema en cuestión es: hacer sonar una sirena potente o recorrer las calles con este sonido ¿es adecuado o aumenta el estrés en las personas?
 

Año tras año, surge la discusión sobre el uso de los fuegos artificiales, por la potencia del sonido que se transforma en un ruido perjudicial y con ello altera el estado de personas con ciertas patologías, a niños e incluso a las mascotas. En este caso, del uso de los fuegos artificiales, se trata de una situación de vida normal, en momentos festivos y sin estar relacionados a momentos dramáticos. Sin embargo y con justa razón, se toma la decisión de prohibirlos.
 

La doctora Liliana Rafart, tiene una amplia experiencia en la coordinación de recursos empleados en situaciones de catástrofes, habló con Radio Unica Punilla sobre los efectos que puede producir el uso de sirenas sobre la población general.
 

La sirena de las ambulancias como la de los bomberos, es un factor que angustia a muchas personas, sobre todo a ancianos, algunos que estén enfermos, personas aprensivas y en este momento el sembrar terror es lo último que necesitamos” dijo y continuó “necesitamos tranquilidad, confianza de la gente en que vamos a salir de este problema, no creo que les este haciendo bien”.
 

Rafart sostiene que para mantener a la comunidad informada, es recomendable utilizar un megáfono o una grabación para “invitar a la población” a cumplir con las medidas tomadas e informar como sería en este caso, el horario de cierre de los comercios. “Esto sería más efectivo y menos angustiante para el grupo de riesgo, quienes están solos se angustian por esta medida”, sostuvo.
 

La población ya debería estar informada sobre el horario de atención de los comercios. Hay que tomar en cuenta que aquellas personas que vayan a romper el asilamiento, no dejarán de hacerlo porque suene la sirena. 

Sobre esto la doctora dijo “no siendo que se está informando un toque de queda, sino que estamos en forma continua en una cuarentena, en la que solamente se debe salir en caso de emergencia o por fuerza mayor, esta medida no está contribuyendo demasiado” y agregó “hay personas que están es estado depresivo, muy angustiadas, estresadas, asustadas, las sirenas provocan mas angustia y esta situación puede aumentar en este tipo de personas y llevarlas al terror, esto no es bueno, porque inmoviliza, nos deja paralizados, en vez de llevarnos a hacer acciones productivas, nos lleva a la paralización”.
 

También nos nutrimos de la información que se registra en un trabajo presentado en la Universidad de Barcelona, Psicología Ambiental, Elementos Básicos, que define lo siguiente: “Mientras el sonido se define a través de parámetros físicos, el ruido se define a través de parámetros psicológicos, sociales y situacionales” y “Así, en cada situación cada persona percibirá un determinado sonido como ruido o no, en función del grado de molestia percibido”.
 

Efectos del sonido. Fisiológicos y psicológicos
 

El trabajo en cuestión también establece los efectos contraproducentes que provocan ciertos sonidos sobre la personas.
 

Efectos fisiológicos del ruido
 

El efecto fisiológico más conocido como consecuencia de altos niveles sonoros es la sordera. En este caso cabe distinguir entre sordera de transmisión (cuando se ven afectados elementos del oído externo o medio, como por ejemplo una perforación de tímpano) y sordera de percepción (cuando lo que se ve afectado el nervio auditivo o elementos del oído interno).

Pero una exposición prolongada a niveles de inmisión sonora considerables puede producir un conjunto de importantes alteraciones en el organismo, entre otras:


- Alteración de las funciones circulatorias
- Alteración de las funciones cardíacas (taquicardia)
- Alteración de las funciones respiratorias, por ejemplo, aumento del consumo de oxigeno
- Alteraciones de las funciones endocrinas
- Aumento de la actividad electrodérmica
- Alteraciones en la presión sanguínea
- Alteraciones en el sistema digestivo: vómitos, náuseas, diarreas, digestiones pesadas
- Disminución de la agudeza visual y la visión cromática
- Alteraciones en el ciclo del sonido
 

Efectos psicológicos del ruido

 
La principal consecuencia de los efectos psicológicos del ruido es la sensación de desagrado, molestia y pérdida de concentración. Además, niveles altos de emisión sonora pueden provocar trastornos en la salud mental como cefaleas (dolor de cabeza), inestabilidad emocional, irritabilidad, agresividad síntomas de ansiedad, etc. En definitiva, efectos asociados a situaciones de estrés ambiental.
 

En general, una variable sumamente predictora de los efectos psicológicos asociados a situaciones de estrés es la actitud que la persona o grupo tienen ante la fuente productora de ruido. Si la actitud es negativa, es decir, si la fuente genera sentimientos negativos, es más probable que la situación sea vivida como molesta o estresante. Así, una determinada situación puede ser más fácilmente evaluada como estresante.


- Si el ruido es percibido como innecesario
- Si el receptor concibe el ruido como perjudicial para su salud
- Si el ruido se asocia a situaciones emocionales negativas como miedo, pánico, ira, etc.
- Si existe sensibilidad o descontento con otros aspectos situacionales (ambientales o no) que son conceptualizados como estresantes.
- Aumenta el estrés al ser evaluada la situación como amenazante
- Aumenta la atención sobre el ruido, restando capacidad de concentración para otras actividades

Seguramente, habrá disponible más información sobre los efectos del ruido sobre las personas, pero puntualmente nos queremos referir a la situación particular del uso de sirenas ante una vivencia no deseada por la población, al aislamiento obligatorio y sus consecuencias.
 

El testimonio brindado por un vecino nos dice: “mis papas son mayores, vinieron de Italia después de la guerra, escuchan las sirenas y les da miedo, los recuerdos vuelven a sus mentes”. Así como este, existen muchas personas que pueden contar sus historias, incluso en las redes sociales se pueden leer comentarios adversos al uso de las sirenas, en este caso puntuales.
 

Será cuestión que las autoridades recaben mayores datos y tomen las decisiones correctas.

 

(Escucha la nota con la Dra. Liliana Rafart, más abajo)

Visto 568 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Abril 2020 21:03

Medios

Dra. Liliana Rafart Radio Única Punilla
Inicia sesión para enviar comentarios