Elementos filtrados por fecha: Lunes, 02 Abril 2018

Es preocupante la situación que viven alumnos de la escuela Aeronáutica Argentina, en sus dos niveles, inicial y primaria.

Está ubicada en la calle Roman Deheza y Blas Parera a 6 cuadras de la estación de ómnibus de La Falda

Desde el inicio del ciclo lectivo este año 176 chicos no tienen espacio físico donde recibir el PAICOR. 140 alumnos pertenecen a la escuela primaria y 36 al jardín de infantes.

La directora del establecimiento, Norma Luna, cuando noto, en lo últimos meses del año pasado, como iba a crecer la matricula en 2018, comenzó a pedir la ampliación del comedor.

El lugar que se usaba como comedor se transformó en un aula, por lo tanto los chicos reciben la copa de leche en los salones o en algún rinconcito que puedan utilizar.

Pasaron cosas increíbles, desde el Ministerio les comunicaron que iban a construir un aula del Programa Aurora, pero primero construirían en el jardín, que está al lado de la escuela, separados solo por una reja.

La directora les dijo que en ese lugar no podrían construir, porque no les daba el espacio, insistieron en que si lo harían, cuando el intendente Eduardo Arduh y la directora del jardín fueron a firmar para iniciar la construcción también les dijeron que no tenia espacio para agregar infraestructura.

A pesar de las apreciaciones, desde el ministerio vieron el lugar, se dieron cuenta que el jardín ni la escuela cuenta con el espacio para una nueva construcción.

Entonces comenzaron a manejar distintas hipótesis, hacer una nueva escuela, comprar una casa lindante con el jardín, para trasladarlo y usar estas instalaciones como comedor, comprar terrenos. La municipalidad entrego un listado de casas posibles para ser expropiadas, pero todavía no existe ninguna definición por parte del gobierno provincial.

La matricula de la primaria paso de 300 alumnos a 356, con chicos que vinieron a radicarse a La Falda, desde Rosario, Buenos Aires y Santa Fe principalmente.

Según pudo conocerse, en los próximos días los alumnos comenzaran a recibir una vianda, que deberán consumir dentro de la escuela, aún sin tener el espacio correspondiente para hacerlo con las debidas comodidades.
Los chicos reciben la copa de leche, que consiste en media taza de leche, según los días, con criollitos, factura, pan con queso o pan con dulce.
Aunque entreguen las viandas en la escuela para ser consumidas allí mismo, el problema sigue siendo las faltas de comodidades para que los chicos puedan almorzar en un lugar confortable.
Todos los días los padres preguntan cuándo se va a resolver el problema, y la directora nos confirmo que muchos padres, trabajan en hoteles locales, ahora con la temporada finalizada, muchos se quedan sin trabajo fijo, viviendo una situación aún más complicada.

Publicado en Regionales