Viernes, 13 Septiembre 2019 16:50

Pericias técnicas fueron fundamentales en la resolución de un homicidio, aún sin contar con el cuerpo de la víctima Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Elementos secuestrados en la casa del supuesto autor del homicidio. Elementos secuestrados en la casa del supuesto autor del homicidio. Departamental Punilla.
  • La reapertura de la investigación por la desaparición de Pedro Luis Murua, se basó en nuevas tecnologías para efectuar las pericias.
  • El trabajo de la DIO Punilla y de Policía Judicial, aportó indicios fundamentales para lograr la detención de Sergio Faustino Pérez.

Procedimientos llevados a cabo en Pampa de Olaen, por Brigada de Investigaciones y Policia Judicial. 

 

El jueves 12 de septiembre, personal policial de la Departamental Punilla, con orden de la fiscalía de Cosquín, allanaron un domicilio en el paraje Majada de Santiago, en el departamento Cruz del Eje, logrando la detención de un hombre y elementos que serán sometidos a pericias técnicas, además de armas de fuego y cuchillos.
 

La investigación, reabierta en el mes de abril, por la desaparición de Pedro Murúa (38), estuvo basada en la reconstrucción tecnológica de distintos elementos, incluyendo teléfonos, mensajes y llamadas.
 

El cerco comenzó a cerrarse sobre una persona, conocida de la víctima, que fue puesta a disposición de la Fiscal Paula Kelm, identificada como Sergio Faustino Pérez, de 51 años de edad, supuesto autor de homicidio simple.
 

En el domicilio de Pérez, también se secuestraron dos escopetas, una carabina calibre 22, 15 cuchillos de distintas características y 13 teléfonos celulares.

Amigo, vecino, compañero y ¿asesino?
 

Todo parece indicar que la persona detenida en las últimas horas, también había sido objeto de la investigación que iniciara la ex fiscal María Alejandra Hillman a partir de la desaparición, el 2 de octubre de 2012.
 

Según relató la Dra. Paula Kelm a Portal de Opinión: “Este hombre fue vecino y amigo, compañero de trabajo de Murúa, tenían una relación muy íntima”.
 

Con el avance de la tecnología, los gabinetes de Reconstrucción Criminal y Comportamiento Criminal de la Policía Judicial, pudieron reconstruir mensajes y comunicaciones telefónicas que comenzaron a clarificar el rol que jugó Pérez en la desaparición y posterior homicidio, al aportar nuevas hipótesis a la causa.
 

El interrogante que le surge a los investigadores ahora se centra en saber si Pérez actúo solo o en compañía de otras personas en el momento del ataque, al mismo tiempo que esperan que surja de las declaraciones el destino del cuerpo de la víctima.
 

“Algunos de los teléfonos (secuestrados en el allanamiento), revisten gran interés para esta fiscalía, los vamos a analizar en detalle”, afirmó la fiscal.
 

Sergio Pérez, se dedicaba, por aquellos tiempos, a la cría de cerdos en la Pampa de Olaen. Cuando comenzó la nueva investigación, trascendió por fuentes judiciales que la víctima podría haber participado o tenido conocimiento sobre hechos de abigeato en la zona.
 

Esto, de alguna manera se puede vincular a la razón que esgrime hoy la fiscalía cuando asegura que el móvil del homicidio estaría vinculado a una “cuestión económica”.
 

El sospechoso fue alojado en el penal Andrés Abregú de Cruz del Eje y será indagado la semana próxima.

Un homicidio sin cuerpo
 

Investigar la desaparición de Pedro Murua no ha sido una tarea fácil, el grado de complejidad se pone de manifiesto por el escenario donde ocurrió, una zona descampada, extensa, sin testigos ni motivos aparentes.

Pero a todo esto, hay que sumarle la ausencia del “cuerpo de la víctima”.
 

La concepción de que sin cuerpo no hay delito, ha quedado en la historia, no hay que confundir el cuerpo de la víctima con el cuerpo del delito” asegura la Dra. Kelm al ser consultada sobre esta circunstancia muy poco frecuente.
 

De todas maneras, el cúmulo de pruebas colectadas por los investigadores, dan certeza plena de que Murua fue victima de homicidio y que la persona detenida es la responsable de este suceso.

Ninguno de estos hechos debe quedar impune
 

La incorporación de nuevas tecnologías, sumada a la capacitación de los equipos de investigación permitieron reconstruir este hecho delictivo y proceder a la detención de su presunto autor.
 

“La responsabilidad del Ministerio Público como representante del estado es fundamental a la hora de que ninguno de estos hechos quede impune, es necesario que continúe la investigación y en este momento, gracias a la especialización de policía judicial y de todos los auxiliares de la fiscalía nos permiten avanzar mucho más que hace siete años atrás” manifestó la fiscal Paula Kelm.

Visto 607 veces
Inicia sesión para enviar comentarios