Jueves, 20 Agosto 2020 16:17

Villa Giardino: Prisión perpetua para el asesino de septuagenaria Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)
Gustavo Figueroa, en la alcaldía de Cosquín,  luego de prestar declaración indagatoria. Gustavo Figueroa, en la alcaldía de Cosquín, luego de prestar declaración indagatoria. Portal de Opinión
  • El atroz homicidio se produjo el 5 de febrero de 2018.
  • Graciela Barril (72), fue asesinada en su propia casa en ocasión de un robo.

 

La tranquilidad de la villa serrana, en la noche del 5 de febrero de 2018, se vio sacudida, cuando la policía se hizo presente en el domicilio de la calle Los Paraísos al 200, una avenida de alto tránsito que vincula el centro con el barrio La Higuerita.
 

En el lugar, los efectivos policiales se encontraron con una escena terrible. Alrededor de las 4 de la tarde, los agentes ingresan a la vivienda, luego de haber sido advertido por vecinos que la puerta estaba abierta y no se apreciaba movimiento, y en el piso el cuerpo sin vida de la víctima.
 

A partir de esta situación, comenzó a trabajar la fiscalía de Cosquín, en ese entonces a cargo de Martín Bertone y con la investigación de la Secretaría de la Dra. Paula Kelm.
 

Portal de Opinión, el 5 de julio de 2018, publicó: “En primer lugar, los investigadores notaron que elementos de valor como un LCD y notebook se encontraban el lugar. Solamente pudieron constatar el faltante del teléfono celular y una suma de dinero no precisada, que estaba destinada a la reparación del techo de la casa”.
 

Al cabo de un tiempo de trabajo en las pesquisas, se logró identificar a un sujeto en cuya posesión se encontraba el teléfono celular de la víctima. En ese momento se imputó a Gustavo Adrian Figueroa, vecino de Villa Giardino, por ser supuesto autor del delito de “encubrimiento agravado”, dictándosele prisión preventiva con fecha 25 de febrero del presente año.
 

Pero la situación procesal de Figueroa poco después cambió, conforme avanzó la investigación y la prueba colectada, la justicia encontró suficientes motivos para sospechar que Figueroa, estuvo directamente involucrado en el asesinato de la señora Barril.
 

Se pudo establecer que el acusado, trabajaba en una obra en construcción a unas pocas cuadras de la vivienda de la víctima.
 

Por el frente pasaba caminando diariamente.
 

La puerta del frente de la casa, habría sido violentada con un hierro que formaría parte de un andamio.
 

Con este mismo elemento, al momento de ser descubierto por su víctima, Gustavo Figueroa, le habría dado muerte a golpes, ocasionando un serio traumatismo de cráneo encefálico y heridas en brazos y manos.
 

Estos últimos golpes hablarían de un intento de defensa por parte de la víctima.
 

El agresor, para llevar adelante el ataque habría utilizado guantes del tipo utilizados en jardinería y obras.
 

Entonces, Gustavo Figueroa, resultó imputado por los delitos de “robo calificado y homicidio criminis causae en calidad de autor”
 

Juicio con jurado popular
 

Ayer finalizó el juicio con jurado popular en la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje, donde la actual fiscal de Cosquín, Paula Kelm estuvo a cargo de la acusación.
 

La justicia pudo acreditar por medio de distintas pruebas que el acusado fue autor del delito, pero una relevante fue un guante utilizado en el hecho, que contenía sangre y de la cual se pudo establecer el perfil genético de Figueroa.
 

En el proceso se pudo establecer que Figueroa, ingresó a la vivienda de la víctima con fines de robo y al ser descubierto, como ya contaba con una condena por robo y abuso sexual, asesinó a la mujer para cubrir su accionar delictivo.
 

La tarea llevada adelante por el Dr. Bertone en su momento y la Fiscal Kelm durante el juicio, llevó en un fallo por unanimidad a la condena de prisión perpetua por los delitos de “violación de domicilio, robo calificado y homicidio criminis causae”

 

Visto 1247 veces
Inicia sesión para enviar comentarios