Domingo, 20 Enero 2019 16:41

“Torito” peleó contra su enfermedad y el desinterés del estado, hoy nos dejó. Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Maximo, a pesar de su enfermedad, siempre se mostró sonriente y luchando Maximo, a pesar de su enfermedad, siempre se mostró sonriente y luchando Foto familiar

Máximo Albarracín, no logro superar los serios inconvenientes que le ocasiono a su salud padecer de onfalocele y transformarlo en un niño electrodependiente.

Sus padres, Nora Perelló y Flavio Albarracín, comenzaron una lucha sin cuartel contra la indiferencia de los legisladores de la provincia y mismo Ministerio de Salud, para lograr la aprobación y aplicación de la ley que les permite acceder al servicio eléctrico sin cargo y con garantías para mantener con vida a los pacientes.

Esta lucha fue la bandera que mantuvo a Nora y Flavio ocupados juntos a la Asociación de Electrodependientes de Córdoba (Adec), durante meses, buscando alcanzar la calidad de vida que los pacientes requieren.

En la Navidad del año pasado, Máximo requirió de una nueva internación.

En el traslado desde su casa en Parque Siquiman hasta el Hospital Privado de Córdoba, se quedó sin oxigeno la ambulancia.

Máximo arribó al centro de salud en estado muy delicado, casi sin signos vitales, quedando internado en estado de coma.

Este domingo, su familia nos comunico: “Máximo, nuestro Torito, se puso alitas y voló a los brazos de Dios”. La lucha de un almita gigante que nos deja a nosotros más pequeños como seres humanos…

Visto 201 veces
Inicia sesión para enviar comentarios