El intendente de Córdoba y presidente de la Unión Cívica Radical visitó Punilla donde mantuvo encuentros con intendentes y la militancia en La Falda y La Cumbre.

En esta localidad, este miercoles,  se llevo a cabo el acto de asunción de las autoridades partidarias departamentales, asumiendo como presidente el Dr. Edgard Larrea.

Mestre se mostró en campaña.

En el discurso dirigido a la militancia, Ramón Mestre aseguró que la UCR es un partido dinámico y que se ha transformado en el único que ha logrado la paridad en la constitución del comité provincial, alcanzando la igualdad en la conducción.

También hizo el llamamiento a que los hombres y mujeres de la UCR, sigan ideas y no a personas, “las personas tienen un tiempo de vida útil” sostuvo.

El pre candidato a la gobernación, fue duro con su discurso al hacer referencia al gobierno de Juan Schiaretti.

“Con mucho marketing y mucho cemento nos hacen creer que todo está bien”, se acordaron de las obras tarde, gobiernan desde hace 20 años sostuvo, al momento de arrancar los aplausos de los presentes.

La provincia de Córdoba, recordó el Intendente, es la más cara de toda la República Argentina, con los impuestos a los sellos, ingresos brutos y la tarifa eléctrica más cara y deficitaria.

Comparó la carga tributaria cordobesa con Santa Fe, que es 83% más barata y con Buenos Aires que tiene 17% más bajo los impuestos.

Entre otros conceptos, Ramon Mestre menciono que cuando UPC asumió la gobernación en 1999, contaba con 69.000 empleados, llegando a este mandato de Schiaretti con 180.000 personas en las filas estatales.

(escucha el audio completo más abajo)

Publicado en Provinciales

Afirmó que se adelantaron los tiempos electorales porque la UCR “les molesta” como opción de poder. No quiso hablar de candidaturas. Ausencia de la mayoría de los referentes.

 

Con cuestionamientos a José Manuel de la Sota y el vaticinio que el radicalismo volverá al poder en 2015, Ramón Mestre abrió ayer un plenario de la UCR cordobesa, en el que bri­llaron por su ausencia casi ­todos los demás referentes ­partidarios.

Mestre llegó al encuentro de Villa Giardino –que comenzó ayer y terminará hoy– en un contexto político singular, en especial por los problemas de 
su gestión para arrancar con 
el sistema de transporte en la ciudad de Córdoba.

Si bien dijo que debe abo­carse de lleno a su tarea de intendente, Mestre señaló que se han “adelantado” los tiempos políticos.

“Le empezamos a molestar porque ven a la UCR como un rival importante a vencer. Tienen razón en preocuparse porque estamos trabajando para volver a ser opción (de gobierno provincial)”, indicó el intendente, ante militantes y dirigentes partidarios.

En tal sentido, agregó que “el cambio es una realidad y la sociedad lo demanda”.

En procura de aventar conjeturas sobre su candidatura, el intendente capitalino sostuvo: “Pensamos en el futuro de la gente no en el futuro político personal nuestro. A eso los cordobeses lo tienen bien claro”.

Y ahí arrancó contra De la Sota, con quien está distanciado desde hace varios meses. “La Provincia está dilatando respuestas institucionales que demandan nuestros intendentes. Seguimos esperando, pero no podemos acompañar la especulación de un gobierno que ha perdido el rumbo”, agregó.

Consideró que “ha empezado el fin de un ciclo político”, en alusión a la gestión de De la ­Sota.

Ruptura

El intendente llegó a la deli­beración de Villa Giardino ­después de que quedarán en suspenso las conversaciones con el Frente Cívico de Luis Juez para un acuerdo electoral en 2015, en el contexto de la alianza nacional entre la UCR, el Frente Amplio Progresista y otras fuerzas.

El escándalo CBI fue el disparador para el cierre de las tratativas. Juez reclamó que Mestre se desprendiese de dos funcionarios mencionados en la carta que habría dejado el fallecido financista Jorge Suau (el secretario de Transporte Juan Pablo Díaz Cardeilhac y el secretario privado Pablo Ostanelli), lo que fue rechazado de plano por el intendente.

Mestre quiere seguir en conversaciones con otros sectores políticos pero considera cerradas las tratativas con Juez.

Otros dirigentes partidarios no comparten la idea de cerrar las puertas a un entendimiento con el juecismo.

En tal sentido, no pasó inadvertida la ausencia de referentes partidarios como Mario Negri u Oscar Aguad, ambos –junto con Mestre y el riocuartense Juan Jure– posibles candidatos a gobernador por la UCR en 2015.

Algunos de los ausentes dejaron trascender su molestia porque todos los expositores formaban parte del sector o 
del equipo de gobierno del ­intendente.

Uno de los que fue a Villa Giardino fue Miguel Nicolás, de Fuerza Renovadora. Lo hizo con un documento en el que cuestionó duramente la gestión de De la Sota, al tiempo que consideró que la UCR debe “sumar consensos y voluntades atrás de un programa”.

“Las alianzas electorales suman votos mientras exista unidad conceptual. Necesitamos mucho más que una alianza, necesitamos ser el eje de una construcción político-social, que represente consensos entre sectores representantes del campo, la industria, el trabajo, las ONG, las expresiones de la cultura y todos quienes quieran sumarse”, expresó Nicolás.

Si bien se mostró proclive de acuerdos con otras fuerzas, el vocal del Ersep también pareció ponerle un freno a las conversaciones con Juez. “La gente no va a confiar en acuerdos firmados, de la noche a la mañana, entre un puñado de dirigentes que hasta hace poco peleaban sin descanso. La gente va a creer en partidos políticos que sepan explicar sus coincidencias y con un espíritu de apertura tal, que se sientan convocados”.

Prensa UCR

Publicado en Provinciales