Jueves, 08 Noviembre 2018 22:09

La Falda: José Hernández, protagonista de su última crónica policial. Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
José Hernández, perdió la vida en un incendio en la habitación donde estaba alojado. José Hernández, perdió la vida en un incendio en la habitación donde estaba alojado. Luis Delsemme

Por esas ironías del destino, el hombre que supo escribir las mejores crónicas policiales, hoy es parte de los párrafos que ocupan las noticias trágicas.

Pasadas las 14 horas del miércoles, los servicios de emergencia, bomberos y policías se dieron cita en la Avenida Buenos Aires al 100, lugar donde funcionaba un hotel.

El humo no les permitió a algunas personas ingresar a la habitación donde se alojaba el periodista (jubilado) José Horacio Hernández. “José” por muchos años se desempeño como corresponsal de La Voz del Interior en Punilla y Cruz del Eje.

Los años de trabajo le permitieron desarrollar una habilidad muy particular para llevar adelante los distintos artículos relacionados con los casos más resonantes de la justicia de Cosquín y de Cruz del Eje. Su desempeño le valió el reconocimiento de lectores, juristas y por supuesto de colegas.

Trabajo, dedicación y olvido.

Los últimos años del periodista, no fueron de los mejores, litigio laboral y problemas familiares, se encargaron de debilitar al hombre que alguna vez supo plasmar en papel los detalles que la gente necesitaba conocer sobre el accionar de la justicia.

Muchos de sus colegas, intentaron acercarse y tenderle una mano. Incluso desde la justicia y la política fueron colaborando para mejorar su condición.

Hace apenas un año, José Hernández, pudo acceder al beneficio jubilatorio.

El humo y el fuego, una trampa mortal.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el fuego se habría iniciado en el dormitorio que ocupaba la víctima.

Un habitante del lugar, que circunstancialmente hizo un alto en su trabajo y paso por su cuarto, pudo apreciar el humo que había en el interior del edificio. Cuando pudo localizar la habitación siniestrada, llamo a la puerta, que estaba cerrada por dentro, pidiéndole al único ocupante que abra y salga del lugar.

Desde el interior le contestaron “ya voy”.

Por la resistencia de la puerta fue a buscar a otra persona para que colabore en el derribo de la misma. Cuando rompieron la dura madera, el fuego se incremento e hizo imposible poder ingresar al lugar.

Los bomberos, acudieron rápidamente, pudieron sofocar las llamas y encontrarse con la víctima en el interior, ya sin vida.

La investigación del siniestro y de las condiciones del lugar, está a cargo del Dr. Raúl Ramírez de la Fiscalía de Cosquín.

Hasta aquí, la crónica de un hecho trágico.

¿Que nos dejó José Hernández? No tuve la oportunidad de conocerlo profundamente como persona. Seguramente tendría los mismos o menos defectos que cualquier ser humano.

Fui y seguiré siendo un gran admirador de su trabajo, que a quienes amamos y respetamos esta profesión, nos despertaba cierta sana envidia.

José, el periodista comprometido con el trabajo, celoso de su profesión, a veces un tanto terco, pero un gran conocedor de los secretos de la crónica policial y una pluma maravillosa que supo llegar a todos los lectores con sus redacciones.

José, el hombre, padre, periodista, hoy fue el protagonista de su propia noticia. En silencio, por algunos, olvidado…

Visto 81 veces
Inicia sesión para enviar comentarios