Domingo, 24 Marzo 2019 20:59

Caso Paloma Sánchez: En un fallo contundente la Cámara demolió los argumentos de la defensa de Pallotti Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Paloma junto a su familia el día de la lectura del fallo condenatorio. Paloma junto a su familia el día de la lectura del fallo condenatorio. Silvia Rivero

*La defensa a cargo del Dr. Marcelo Brito argumento que las “pericias medicas son un mamarracho”
*También sostuvo que la pericia realizada por una psicóloga ha falseado los hechos.
*”Soy inocente”, dijo Pallotti.

El caso Paloma indudablemente movilizó a la sociedad, no solamente por lo espeluznante de los hechos a medida que se iban conociendo, sino también en los apellidos involucrados y la situación judicial que por momentos parecía zozobrar.

Lo delicado de los hechos relatados por la víctima, el trabajo dedicado y eficiente realizado por la Fiscalía de Cosquín, tuvo sus frutos a partir del enorme apoyo por parte de los familiares de Paloma, las organizaciones y la comunidad que siempre creyó en sus declaraciones.

Pero sería imposible hablar de este primer paso, tan importante como trascendental sin el compromiso del abogado que se encargo de la querella.

El Dr. Ricardo Agost tomó la representación de Paloma en una circunstancia donde la confianza en la justicia está minada por distintos fallos y acciones que fomentan el descreimiento en el ceno de la sociedad.

Acompañado con pericias fundamentales que avalan los dichos de Paloma que brindan un pormenorizado relato de los hechos sufridos durante su infancia en la casa de “su familia”, el hogar de su primo, algunos años mayor que ella, pusieron claridad sobre eventos que físicamente eran imposibles de comprobar.

Recordemos que la denuncia se efectúa luego de varios años de ocurridos los abusos.

Instrucción de la causa

El principio de la instrucción estuvo a cargo de la Dra. María Hillman.

Al hacerse cargo de la Fiscalía el Dr. Martín Bertone, la investigación se profundizó por medio del pedido de numerosas pericias que debieron cumplir tanto la víctima como el acusado.

Este trabajo que demandó bastante tiempo, permitió a la fiscalía la elevación a juicio donde Giuliano Pallotti fue acusado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” en perjuicio de su propia prima.

Por momentos se desconfiaba del accionar de la justicia.

El comienzo de las audiencias de debate en la Cámara en lo Criminal de Cruz del Eje con algunas dilaciones y aplazamientos parecía jugarle a favor del acusado. El descontento y la desconfianza se hacían sentir día tras día.

Y esto parecía afianzarse en el momento previo a los alegatos, cuando en una jugada de impacto, Pallotti apeló a la contratación de un prestigioso abogado cordobés, ex Fiscal General de la provincia.

Con la presencia del Dr. Marcelo Britos, de reconocida trayectoria en muchos casos resonantes provinciales, el eje central de la causa pasó por la fecha del hecho enjuiciado y el argumento de que el acusado no vivía en esa época en la casa mencionada en la denuncia.
Y para esto pidió presentar dos testigos.

La tarea llevada a cabo por el Dr. Agost y la Fiscal de Cámara Haydee Gersicich derrumbaron toda posibilidad de efectividad en el planteo de la defensa.

Alegatos

En los alegatos finales, tanto la querella como la fiscalía, presentaron como lo hicieron durante el debate, firmeza en sus pruebas, avaladas principalmente por el trabajo profesional de los peritos. Hay que tomar en cuenta que el hecho investigado, dado el tiempo transcurrido es imposible de determinar con prueba física su existencia.

Pero la jurisprudencia avala con rigor científico las pruebas y test realizados por los profesionales médicos, psiquiátricos y psicólogos para determinar a ciencia cierta la veracidad, como en este caso, de la declaración de la denunciante.

La defensa de Pallotti, intentó de todas las maneras posibles, poner en duda e invalidar las pericias aportadas a la causa, incluso al borde del agravio contra una profesional de reconocida trayectoria.

"Las pericias médicas agregadas en la causa son un mamarracho, todo fue parte de un juego para cambiar lossucesos, por lo cual no se puede llegar nunca al juicio de certeza necesario" sostuvo Britos.. Al mismo tiempo sostenia que una psicologa "habia falseado los hechos toda vez que confecciono un certificado de un centro de salud al que ya no pertenecia"

Al mismo tiempo presentó dos testigos que intentaron llevar a los jueces a interpretar que la denuncia “se armó” por un conflicto económico familiar. Exhibiendo en el debate una discusión por embargos y una vivienda afectada. Además de intentar establecer que el acusado no vivía en el domicilio donde ocurrió el hecho, porque estaba en Villa Carlos Paz.

El tercer punto donde hizo pie la defensa paso por la edad del acusado en el momento de ocurrido el hecho por el cual se lo estaba enjuiciando.

En un intento, casi de principiantes, el Dr. Britos intentó derrumbar el juicio aduciendo que su defendido no había podido ejercer plenamente su derecho a la defensa técnica y que el antiguo abogado representante no había solicitado peritos de parte para controlar las distintas evaluaciones.

El minucioso y efectivo trabajo realizado por la querella y la fiscalía derribó todos y cada uno de los planteos defensivos. Incluso detectando una serie de contradicciones en las declaraciones de los testigos que en teoría, correspondían a la defensa.

Giuliano “Giulli” Pallotti (28), al momento de tener la palabra en el cierre del debate solamente dijo: “Soy inocente”

La Dra. Gersicich pidió 8 años de prisión, 9 la querella en tanto que la defensa solicito la absolución

Sentencia.

La Cámara en lo Criminal de Cruz del Eje, compuesta por los Dres. Angel Andreu, Rogelio Archila y la Dra. Nancy Menehem, luego de escuchar las declaraciones, argumentos de las partes y el análisis de la prueba emitió el fallo con fecha 22 de marzo de 2019.

En el argumento plasmado por el Vocal Andreu en cada uno de los planteos, sin objeciones por parte de los demas jueces y con sólidos argumentos de la jurisprudencia nacional avaló plenamente a la Fiscalía y la querella.

Desestimó por completo los planteos realizados por la defensa de Pallotti, especialmente con la bibliografía necesaria para respaldar cada una de las pericias, no solamente las que dan entidad a los dichos de Paloma, sino también a aquellas que lo presentan al acusado con los rasgos necesarios para poder cometer este delito.

Por todo lo demostrado en el proceso judicial, Giuliano Pallotti fue encontrado culpable por el delito de “abuso sexual con acceso carnal” y condenado a 7 años de prisión en suspenso, hasta tanto el fallo quede firme.

Como accesoria el ahora condenado, para permanecer en libertad, debió fijar y mantener domicilio, depositar una caución por el monto de $500.000, abstenerse de relacionarse de cualquier manera con la víctima, abstenerse de acercarse a un radio de 200 metros donde se encuentre la víctima, presentarse todas las veces que sea requerido en tribunales, el incumplimiento de cualquiera de estos puntos puede hacer cesar su libertad.

Como sigue la vida.

El hecho de lograr una condena, haber sido escuchada, acompañada y comprendida no alcanza para que una persona pueda reconstruir de un día para otro su vida interior. Tampoco la social.
Porque lamentablemente en estos casos la primera reacción de la sociedad es “no creer”, dudar de la veracidad de lo que se está denunciando.
Paloma encontró, a pesar del tiempo transcurrido, el abrazo y la contención necesarios en su familia para poner esta situación en conocimiento de la justicia.
Y la justicia actuó. Por lo general lo hace en tiempos mucho más lento de lo que todos quisiéramos. Pero si queremos que las actuaciones salgan bien, con el verdadero sentido de imparcialidad, debemos aprender a darle tiempo. A dejar que actúe.

Pero también es necesario contar con profesionales comprometidos, avezados y dispuestos a trabajar en la búsqueda de la verdad, fuere cual fuere.

Antes de criticar, acusar y opinar es necesario contar con los elementos que nos pinten el cuadro tal cual como es, no como quisiéramos que fuera.

Hoy, tenemos un condenado que también es víctima. Tal vez de sus ausencias en la infancia, de sus traumas o de su educación.

Y hay una víctima de un hecho aberrante, una persona que vio alterada su forma de vivir, con miedos, con pánico. Paloma seguramente deberá afrontar muchas situaciones límites en la vida, como todos, pero la suya quedo marcada por algo que no quiso ni pidió. Algo a lo que fue sometida por su propio familiar, mayor que ella, quien debía protegerla la lastimó, le amputó parte de su alma provocándole una de las peores heridas.

 

Visto 323 veces
Inicia sesión para enviar comentarios