Miércoles, 10 Abril 2019 14:53

Política: ¿Es necesario el debate entre candidatos?

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Debate Público Debate Público A quien corresponda

Este año electoral, las campañas políticas están colmando los espacios de los medios de comunicación, algunas veces con la presencia de los candidatos y otras con la repetición sistemática de los spots publicitarios.

La presencia de los candidatos en los medios de prensa es vital para dar a conocer su propuesta de gobierno en caso de ser elegido por el voto popular, aunque esta exposición represente ser sometido al cuestionamiento de los oyentes, lectores o televidentes.

La característica principal en las localidades del interior al momento de hacer campaña consiste en recorrer casa por casa, visitar a la gente al mismo modo de un vendedor domiciliario o un devoto religioso. En este caso el “candidato” tiene la posibilidad de adaptar su discurso de acuerdo al perfil que manifiesta quien es visitado y en consecuencia se asumen compromisos personales que por lo general terminan pagando los vecinos al momento de elegir.

Hoy está de moda hacer la campaña utilizando las redes sociales basadas en el bajo costo económico que esto representa. Facebook se presta de maravillas para esta difusión, pero como afirman los especialistas en la materia, el posteo de las “noticias” es simplemente una publicidad más, como cualquier otra y que no permite al lector la consulta o la repregunta sobre como el candidato va a cumplir los enunciados en cada uno de sus posteos.

Si tomamos en cuenta los métodos antes anunciados, sin lugar a dudas el mejor para llegar a la gente es la presencia del candidato en los medios de difusión no partidarios, independientes ya sean radios, televisión o gráficos.

Las redes sociales en su conjunto se encuentran bajo sospecha por la manipulación que se realiza para orientar tendenciosamente la decisión de voto en la difusión de promesas electorales sin la posibilidad de conocer detalles sobre cómo se cumplirán tales metas.

Un ejemplo claro sobre el ocultamiento de información por parte de los partidos políticos está dado en que luego de finalizada la elección, nunca el ciudadano común recibe los datos sobre los costos de campaña, especialmente desde el oficialismo, donde los recursos públicos son utilizados violando toda regla ética.

Debate entre candidatos ¿sí o no?

Además de la presentación en los medios de difusión, el debate debería tomarse como el cierre de una campaña electoral, donde los contendientes puedan desarrollar sus propuestas sobre un mismo tema y demostrar su capacidad e idoneidad.

En el debate, el público puede evaluar mucho más que las propuestas. Puede conocer al mismo tiempo y bajo las mismas condiciones cómo resuelve cada uno de los candidatos los distintos planteos, conocer sobre la personalidad y el lenguaje corporal.

Si bien es cierto que no hay disposición que obligue a los candidatos a gobernador o intendentes a debatir, concurrir a exponer su capacidad y pensamiento debería ser una obligación ética.

Privar a la gente de este recurso es, lisa y llanamente, oponerse al desarrollo de la democracia plena, donde las ideas y la comunicación juegan un rol preponderante.

A tal punto es relevante, que al igual que la mayoría de los países serios del mundo, la Ley 27337 aprobada por el Congreso nacional en 2016, establece la obligatoriedad del debate presidencial.

Esta Ley contempla sanciones restringiendo los espacios publicitarios para el candidato que no se presente y al mismo tiempo dice que la silla que le corresponde a ese candidato, estará colocada y permanecerá vacía.

La política se compone de las acciones de quienes administran la cosa pública o pretenden hacerlo, por lo tanto en todos sus aspectos, tienen la obligación de someterse al juicio de los ciudadanos.

Visto 329 veces
Inicia sesión para enviar comentarios