Sábado, 07 Noviembre 2020 15:51

Giuliano Pallotti insiste ante la Corte Suprema con un “recurso de queja” Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Corte Suprema de Justicia. La presentación del recurso de queja se realizó por medio de soporte digital. Corte Suprema de Justicia. La presentación del recurso de queja se realizó por medio de soporte digital. Arvhivo web

El “recurso directo o de queja” ante la Corte Suprema de la Nación –Ley 48 del 14-09-1863-, es el último paso que intenta la defensa para torcer lo resuelto por las distintas instancias judiciales en el ámbito de la provincia de Córdoba.
 

A esta instancia se llegó luego de que el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba declarara inadmisible la solicitud propuesta por los defensores Marcelo Brito y Cristian Ayan.
 

Este recurso de queja, ya fue presentado el día miércoles 4 de noviembre y por el momento no se puede precisar si será aceptado por la corte o en cuanto tiempo se expedirá sobre el mismo.
 

Mientras tanto, Giuliano Pallotti deberá esperar el dictamen judicial, cumpliendo la prisión preventiva que ordenó, a pedido de la querella, la Cámara en lo Criminal y Correccional de Cruz del Eje.
 

Es decir que la sentencia a siete años de prisión aún no se encuentra firme.
 

Portal de Opinión habló con uno de los abogados defensores de Pallotti, quien sostuvo que hasta el momento de la privación de la libertad, no tenía en su poder la resolución de la detención. La defensa puede realizar planteos impugnativos ante la Cámara en lo Criminal y luego ante el tribunal y ante la corte para torcer la situación de privación de la libertad en la que actualmente se encuentra.


¿Que dice la resolución TSJ del 28 de octubre de 2020 sobre la Ley 48?

 En el primer párrafo de la página 12 de la sentencia del 28 de octubre del TSJ, se lee: “Cabe tener en cuenta que la doctrina de la arbitrariedad no erige a la Corte Suprema en un Tribunal de tercera instancia, y que esa causal no tiene por objeto corregir fallos equivocados o que se reputen tales, sino que apunta a cubrir casos de carácter excepcional en los que las deficiencias lógicas del razonamiento o una total ausencia de fundamento normativo, impiden considerar al decisorio como la sentencia fundada en ley a que aluden los arts. 17 y 18 de la CN (cfr. doctrina de Fallos: 324:1378 y sus citas), situación que no se verifica en el sublite.

En la misma sentencia, el Fiscal General de la provincia argumentó de tal manera, que fue tomado como propio por los Vocales del Tribunal Superior:En función de todo lo expresado –concluyó el Sr. Representante del Ministerio Público Fiscal-, los recurrentes no han brindado satisfacción a los requisitos de fundamentación vigentes en función del art. 15 de la ley 48, conforme remisión del art. 257 del CPCN y
Reglamentación dispuesta por Acordada de la CSJN Nº 4/2007, art. 3, inc. d, por lo que estimó correspondía denegar la concesión del recurso y tener por inoficiosas las presentes actuaciones, conforme a lo dispuesto por el art. 11, párrafo 2º en función del primero, de la citada Acordada Nº 4/2007.


 

“El nuevo intento de recurrir ya no cuenta con el efecto de suspender su merecido encierro”, aseguró el abogado Ricardo Agost

Portal de Opinión habló con el Doctor Ricardo Agost sobre el proceso judicial que condenó a Giuliano Pallotti a siete años de prisión por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”.
 

Es importante mencionar, que además del desempeño del letrado durante el juicio, también tuvo que intervenir en cada uno de los reclamos interpuestos por la defensa, con los resultados ya conocidos.
 

Agost sostiene que “los abusos sexuales representan un verdadero flagelo en nuestro país. Los efectos de esta clase de delitos se impregnan en la vida de las víctimas acompañándolas toda su existencia. Recuperarse del daño padecido puede ser un trabajo arduo, no imposible, y si va acompañado de una respuesta que imparta justicia, mejor”.
 

Uno de los puntos en los que basó la defensa parte de su estrategia, estuvo vinculado al momento en que se cometieron los abusos, situación que fue claramente definida en la investigación de la fiscalía y durante el juicio, sobre esto el letrado sostiene: “Pallotti fue juzgado solo por un delito, cometido cuando ya había cumplido la mayoría de edad, pero en su causa se acreditó que no fue el único delito, como también que Jonás, no fue su única víctima” y agregó: “Los delitos sexuales tienen características que los distinguen del resto de los delitos. Se cometen en lugares privados, alejados de testigos, donde el perpetrador cree tener garantizada su impunidad”.
 

Existen mecanismos utilizados por el victimario para sostener en el tiempo un abuso o garantizarse la impunidad necesaria “es frecuente que quien comete un abuso sexual intente reforzar su impunidad infundiendo temor a su víctima, más aún si se trata de un niño, niña o adolescente, anunciándole que si manifiesta lo que le pasó, la propia víctima o su familia, sufrirán un daño mayor”, sostiene Agost.
 

Es común escuchar a las víctimas que llegan a consulta, su desazón ante la falsa creencia instaurada en la sociedad respecto de que a la víctima “no se le va a creer” puesto que es “su palabra en contra de la de su abusador”. La actuación de la justicia es trascendental para derribar esos prejuicios. La víctima no está sola y su declaración no es la única prueba con la que cuenta.
 

Recurso ante la Corte Suprema
 

A Pallotti le resta un solo recurso “directo o de queja” ante la Corte Suprema. Porque todas las instancias anteriores convalidaron su condena -aunque todavía no está firme-. Un Fiscal de Instrucción, una Fiscal de Cámara, dos Fiscales Generalesde la Provincia, un Tribunal Oral compuesto de tres jueces y la Sala Penal del Tribunal Superior Provincial, también integrado por tres jueces, consideraron acreditada la comisión del delito por el que fue condenado.
 

Sobre el recurso presentado el 4 de noviembre por la defensa de Pallotti, Ricardo Agost dijo: “Entendemos que la interposición del recurso de queja solo representa un intento con poco futuro para Pallotti. Los anteriores recursos no tuvieron fundamentos, pero lo mantenían alejado de la cárcel. La situación actual es distinta, el nuevo intento de recurrir ya no cuenta con el efecto de suspender su merecido encierro”.
 

Ahora resta esperar, en materia judicial, la decisión de la Corte sobre el recurso presentado, conocer si es admisible o no y en supuesto caso de que ingrese para su análisis que se llegue una pronta resolución sobre la cuestión, siendo esta la respuesta necesaria para brindar justicia ante un hecho juzgado que requiere, respetando todas las garantías constitucionales, la firmeza de la sentencia.

Visto 176 veces Modificado por última vez en Sábado, 07 Noviembre 2020 16:12
Inicia sesión para enviar comentarios