Elementos filtrados por fecha: Jueves, 01 Marzo 2018
Viernes, 02 Marzo 2018 00:56

Sentenciado!

Llego el momento en que la justica se manifieste, y así lo hizo.

Yamila Candela Garay, tenía tan solo 21 años, cuando la vida le fue arrancada.

El dolor, primero por la desaparición y después por la peor noticia que una familia puede recibir, sin lugar a dudas dejara una marca imborrable en el corazón de todos los seres queridos.

Yamila fue reconocida por sus familiares y amigos como una mujer alegre, comprometida, llena de sueños, entre los cuales se encontraba el de ser maestra.

Pero aquel desgraciado 27 de marzo de 2016, su luz se apago por manos de un hombre que no pudo resistir un “NO” como respuesta.

Lucas Di Giovani (30) tomo la decisión de cometer un crimen atroz.

De acuerdo a lo investigado en primera instancia por la Fiscalía de Cosquín, a cargo del Dr. Martín Bertone, Di Giovani, llevo en su moto YBR a la joven hasta un lugar de difícil acceso, en cercanías del camino al cerro El Dragón, en Huerta Grande. Allí, haciendo uso de su superioridad física y utilizando una cuerda, le arrebato la vida a su víctima. A las pocas horas el imputado por “homicidio agravado por alevosía y violencia de género” fue alojado en el complejo carcelario Andrés Abregú de Cruz del Eje.

La familia comenzó a vivir los días sin Yamila, sus amigos y toda una comunidad, trataron de entender qué había pasado y la pregunta permanente era por qué el destino había permitido que una persona le arrebatara la vida?.

El tiempo transcurrió, su presunto asesino estaba detenido, pero el calvario no terminaba. El Ce.Pro.Fa (Centro de Protección Familiar) de La Falda, realiza permanentemente una tarea invalorable, tratando de visibilizar la violencia que afecta a muchas mujeres y este compromiso con la sociedad le permitió a la ONG presentarse como querellante en la causa.

El accidentado juicio, comenzó con algunos inconvenientes, dos audiencias canceladas por distintos motivos, reprogramaron las sesiones de la Cámara en lo Criminal de Cruz del Eje para este mes de febrero.

Comenzó el juicio por jurado popular, donde cuatro mujeres y cinco hombres debían decidir sobre la situación procesal de Di Giovani.

Alegatos

El primero de marzo se llevó a cabo la audiencia en donde se escucharían los alegatos de todas las partes involucradas.

La primera lectura estuvo a cargo de la Fiscal de Cámara, Dra. Haydeé Gersicich.

La fiscal ilustro cada uno de los puntos que apuntaban al acusado como el único responsable de la muerte de Yamila. Repaso todo lo correspondiente a las distintas pericias que se realizaron sobre la moto de Di Giovani y pruebas de ADN entre otros puntos.

De acuerdo a la evaluación de las pruebas, la Fiscal solicitó al Tribunal se condene al imputado a “cadena perpetua” por el delito de Homicidio agravado por alevosía y violencia de género”.

En ese mismo sentido, la querella, representada por el Dr. Ramiro Fresneda, suscribió la totalidad de lo expresado por la fiscal, agregando además, detalles sobre la personalidad de Yamila, una mujer con sueños positivos.

Luego fue el momento de la defensa, representada por el Dr. Sebastián Lascano.

La explicación de Lascano, punto por punto, tratando de rebatir a la fiscalía, lo llevo a pedir la absolución del acusado. Y en caso de que se lo condenase, no se aplicara los agravantes de alevosía y violencia de género.

El pedido de una madre.

El presidente del tribunal, permitió a la mamá de Yamila que dirigiera la palabra a los jueces.

Fue este el momento de mayor tensión y emotividad. Describió la relación prácticamente familiar que mantenían con Di Giovani, incluso en momentos que este estaba atravesando por una enfermedad.

“Quiero escuchar que pida perdón” dijo la mujer entre sollozos que conmovieron a todos en la sala. Y la pregunta de por qué lo hizo, quedo aun sin respuesta.

Lucas Di Giovani, no acepto hacer uso de la palabra.

Condena

El Tribunal de la Cámara del Crimen, compuesto por los Jueces Dr. Ángel Andreu, Dr. Ricardo Aristides Py y la Dra. Adriana Espeche, luego de las lecturas de alegatos y la reunión con el Jurado Popular, aplico la condena de “cadena perpetua” por el delito de “homicidio agravado por violencia de género y alevosía”.

Lucas Di Giovani, recibió la condena con total tranquilidad, sin inmutarse ni por un segundo ante la severidad del fallo.

La desaparición física de Yamila conmocionó a la sociedad, de tal manera, que las autoridades de Huerta Grande decidieron poner su nombre a una calle. Yamila no va a caminar esas veredas nunca más, pero quedará para toda las personas que transiten por allí la seguridad de que se hizo justicia.


Publicado en Regionales