Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 19 Septiembre 2018

Si bien la Comunidad Regional Punilla se caracteriza por reuniones permanentes y el orden administrativo, a pesar de al menos dos oportunidades que quedaron en carpeta, la región no trata el problema de los basurales a cielo abierto como una cuestión de política ambiental de estado.

Los intendentes y jefes comunales, en esta lucha que involucra a toda la comunidad, afirman encontrarse solos, sin el acompañamiento de los organismos superiores para brindar la solución adecuada a un problema que afecta al ambiente y la salud de la población.

Tener un basural a cielo abierto representa un enorme riesgo, que no se circunscribe a la salud por contaminación del aire y las napas, también existe la contaminación visual y por supuesto el peligro de incendio con el daño permanente en flora y fauna característica de la región.

A pesar de las distintas reuniones mantenidas con la Secretaria de Ambiente de la provincia y la Comunidad Regional Punilla, el manejo de los municipios con respecto al procesamiento de los residuos es muy básico, expuesto a las distintas complicaciones climáticas y a los incendios.

Un paso que no comprende a todos los actores.

Hasta la fecha, cada localidad, en soledad o agrupadas por el uso común de un predio, tratan de encontrar solución a la situación que pone en jaque al ambiente por sus consecuencias.

En el centro del Valle de Punilla, se agruparon en el Ente Intercomunal de Ambiente Punilla Centro las localidades de Casa Grande, Valle Hermoso, La Falda, Huerta Grande y Villa Giardino.

Entre los objetivos principales, se menciona la posibilidad de establecer normas para los diferentes programas que tengan por finalidad la protección del ambiente. También intentará coordinar con los organismos provinciales todo lo inherente para gestionar las acciones de ordenamiento y manejo de los recursos naturales.

En la siguiente imagen se puede apreciar la ubicación de los distintos predios donde se depositan los residuos sólidos urbanos. (RSU)

SUPERFICIES DE PLANTAS Y BASURALES
1) Planta de tratamiento y transferencia de Villa Giardino: 6Ha2
2) Basural de Huerta Grande: 1Ha2
3) Basural de Valle Hermoso: 1,5 Ha
4) Basural de Casa Grande: 1 Ha2
5) Planta de transferencia y tratamiento de La Falda: 2 Ha2

Municipio de Villa Giardino:


Vista aérea del basural y su planta de separación.

El Jardín de Punilla, tiene una larga trayectoria en separación de residuos domiciliarios. La política instalada por el ex intendente José Ochoa, fue creando en la sociedad la conciencia del trabajo en los mismos domicilios consistentes en la separación de los residuos orgánicos e inorgánicos. A la fecha esta política se mantiene, aunque requiere de adecuación para llegar a un mayor número de familias comprometidas en esta tarea.

También se implementó el canje de cartón y papel por compost elaborado en el mismo predio del basural.

Desde tiempo atrás, se instalo una planta de separación de residuos.

En el galpón adecuado para esta tarea, acondicionado con una gran mesa de trabajo donde el camión recolector deposita los residuos, un grupo de personas se encarga de la separación de aquellos elementos como ser vidrio, metal y plásticos, que son enfardados y comercializados con plantas de reciclado y el resto se dispone para el enterramiento en el mismo predio.

Villa Giardino cuenta con más de 8000 habitantes que mensualmente producen unas 100 toneladas de residuos, número que se incrementa considerablemente en época estival.

Los restos de podas y verdes, se procesan dentro del mismo predio, elaborando el compost.

La planta está emplazada en terreno municipal y colinda con áreas de categoría 1 y 2 (Rojo y Amarillo) de la Ley 8914 de Ordenamiento de Bosque Nativo.


Planta de tratamiento de orgánicos Acopio diferenciado de PET

Área del perímetro de la planta de Villa Giardino. La misma colinda con el arroyo afluente del Río Grande de Punilla.

 

Municipio de Huerta Grande:

Tiene una población de algo más de 7000 habitantes.

Cuenta con un servicio de recolección de residuos que cumple funciones todos los días, alternando los barrios. Para esta tarea utilizan un solo camión compactador que tiene una capacidad de carga de 10 toneladas.

Una vez finalizada la tarea de recolección, el camión realiza el traslado hasta el basural a cielo abierto de Cosquín, donde para poder descargar los residuos debe abonar una tarifa de $650 por ingreso.

En temporada y fines de semana largo, se utilizan dos camiones para realizar la recolección de residuos.

En ocasiones, Huerta Grande envía maquinaria pesada para realizar los movimientos y el tapado de la basura.

El predio utilizado como basural es municipal y estaría dentro de la categoría 1 y 2 (Rojo y amarillo) de la Ley 8914 de Ordenamiento de Bosque Nativo.

Ecopuntos.

Huerta Grande no cuenta con un plan estructurado para la separación diferenciada de residuos. Al momento como medida activa tiene habilitado un total de 14 “ecopuntos” en el ámbito urbano.

Estos puntos cuentan con canastos preparados para que el vecino pueda depositar vidrio y plástico. Estos elementos son enviados a la planta de separación que tiene Villa Giardino, para luego proceder a su comercialización. El mismo temperamento se aplica con el papel y el cartón, aunque en menor medida.

Basurales clandestinos

Uno de los inconvenientes que debe afrontar el municipio es la proliferación de basurales clandestinos. Con distintas medidas se fue controlando la situación, aunque hay un punto que limita con La Falda donde algunos vecinos continúan arrojando residuos. En muchos casos se descargan volquetes con basura proveniente de negocios de grandes superficies. El trabajo de limpieza de ese sector lo encaran alternativamente ambos municipios.

Verdes.

Al no poseer un predio de grandes dimensiones, la municipalidad deposita los restos de verdes en un terreno que en momentos de poda se colmata.

Si bien el área correspondiente posee una chipeadora (moledora de ramas hasta 25 cm de diámetro), no está en uso por falta de coordinación para esta tarea.

Se estima que cada 10 camiones cargados con ramas, utilizando la chipiadora, se reduciría a 3 cargas.

Costo.
La municipalidad estima que el costo mensual de recolección y traslado de residuos al basural de Cosquín, ronda $120.000, utilizando un solo camión y personal para la tarea diaria. El costo aumenta en temporada alta.

Área del perímetro del basural del Municipio de Huerta Grande. Hacia el Sur Oeste se encuentra el Cementerio Municipal.

Municipio de Valle Hermoso:

Valle Hermoso cuenta con aproximadamente 9000 habitantes y en época estival incrementa ese número de personas sustancialmente.

Según pudimos conocer, la comunidad produce 180 toneladas de basura al mes, llegando a superar las 2100 toneladas de RSU al año.

Como acción directa, la actual gestión, comenzó a finales de 2017 la gestión de consolidar el manejo de los residuos en el predio municipal.

Como tareas relevantes, se establecieron cortafuegos, acomodamiento y enterramiento.

También, se comenzó a trabajar en la separación de reciclables para alcanzar, por medio del compactad, la reducción de volumen.

La municipalidad recolecta mensualmente un promedio de 240 m3 de podas (ramas, troncos y pastos), los cuales son depositados en un sector asignado únicamente para estos materiales. Lamentablemente este sector es objeto de incendios intencionales.

Como política de estado, la municipalidad se encuentra abocada a la eliminación de basurales clandestinos.

El predio colinda con áreas de amortiguamiento de la Reserva Natural del Vaquerías y estarían dentro de las categorías 1y2 ( Rojo y Amarillo ) de la Ley 8914 de Ordenamiento de Bosque Nativo.


Movimiento de masa en basural


Ubicación del predio utilizado para depositar residuos en Valle Hermoso

Comuna de Casa Grande:

La comuna de Casa Grande, ubicada al sur de Valle Hermoso, cuenta con 1200 habitantes, quienes generan alrededor de 24 toneladas de residuos mensualmente. Como la mayoría de los lugares turísticos, este volumen se duplica en temporada alta.
Recién en el 2017, la comuna dio inicio al trámite posesorio de los terrenos donde funciona el basural.
Al no realizar separación de los residuos, la tareas se limitan al mantenimiento de cortafuegos, acomodamiento y enterramiento.
En cuanto a los “verdes”, por mes se procesan por medio de una chipeadora 60 m3 de ramas y troncos, que junto al pasto, se depositan fuera del predio del basural.
El predio colinda con áreas de categoría 1 y 2 (Rojo y Amarillo) de la Ley 8914 de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo y de Producción Agrícola.

Imagen aérea del basural a cielo abierto de Casa Grande

Vista aérea de la ubicación del basural con relación a la zona urbana

Ciudad de La Falda:

La localidad cuenta con aproximadamente 20.000 habitantes y produce anualmente unas 3800 toneladas de residuos, que en temporada alta se duplica.

Se encuentra trabajando en la aplicación generalizada de la separación en origen, además de contar con una planta de separación para el reciclaje. En esta tarea está comprometido el municipio, intentando disminuir considerablemente el tonelaje de residuos no reciclables que se transfieren al lugar de enterramiento ubicado en Piedras Blancas.

El predio municipal, esta adecuado para disponer de los residuos, con espacios preparados para evitar incendios y disminuir el riesgo de contaminación.

Los “verdes” también son enterrados, tomando en cuenta las medidas para evitar incendios.

El municipio de La Falda, tiene en marcha una planta de transferencia de residuos. 

Área del perímetro del sector de la planta de transferencia de la Ciudad de La Falda. Las áreas colindantes estarían dentro la categoría 1y2 (Rojo y amarillo) de la Ley 8914 de Ordenamiento de Bosque Nativo.

Resumen: Producción de RSU en Punilla Centro
Casa Grande …………………………………………………..….288 TN X año
Valle Hermoso…………………………………………………....1728 TN X año
La Falda…………………………………………………………..3800 TN X año
Huerta Grande…………………………………………………...1440 TN X año
Villa Giardino……………………………………………………..1200 TN X año
TOTAL……………………………………………………………..8.456 TN X AÑO
Atendiendo a que en temporadas turísticas altas se duplican las producciones de RSU serían aproximadamente 11.000 TN al año.

Los Cocos.

La localidad de Los Cocos, cuenta con una población de 1600 habitantes residentes permanentes.

Desde el ejecutivo municipal, se comenzó a trabajar, desde el inicio de esta gestión en la toma de conciencia para disminuir la generación de residuos domiciliarios. Para ello cuenta con un programa de enseñanza con alumnos de los establecimientos escolares para la separación y reutilización de los residuos.

Se implemento un sistema de recolección diferenciada, una vez a la semana se levanta solamente el material reciclable.

Con la aplicación de estas medidas, la municipalidad paso de 8 camiones por semana a 5, logrando una disminución de gastos en un 33%.

En cuanto al “verde”, el servicio cuenta con una chipeadora trabajando directamente en la calle, dejando el material debidamente acopiado para que los vecinos dispongan del mismo, para ser utilizados en los jardines y otras aplicaciones domesticas. Al momento de trozar las ramas más importantes, quedan a disposición de la gente para ser utilizadas por los vecinos que así lo requieran.

El predio.
El predio utilizado por el municipio cuenta con una superficie de 1,5 hectáreas.
El depósito de residuos esta sectorizado para escombros y no reciclables, en tanto que el verde se coloca en fosas para evitar incendios, de todas maneras, el lugar cuenta con un perímetro ordenado y distintos cortafuegos que aíslan cada sector.
Por medio de un convenio los residuos reciclables son enviados a la planta que posee el municipio de Capilla del Monte.

Sur de Punilla

Un grupo localidades ubicadas al sur del departamento, también atraviesan situaciones límites con el problema ambiental que general los basurales a cielo abierto.

Otros municipios y comunas, encabezados por Villa Carlos Paz, comenzaron a dar solución a la problemática a partir de la obra que realizó la villa serrana con dinero aportado desde el gobierno nacional, para la concretar el vertedero controlado.

En el predio ubicado al norte de la autopista a Córdoba, ocho localidades y comunas depositaran los residuos para el correspondiente tratamiento, cumpliendo con la normativa vigente en referencia a evitar la contaminación de las napas de agua, aire y visual, el control del lixiviado y los riesgos de incendio.

Pero otras localidades, se encuentran ante grandes desafíos. Por un lado tienen la necesidad de implementar sistemas de separación de residuos domiciliarios, para reducir de esta manera, el tonelaje de RSU a depositar en el predio ubicado en cercanías de Cosquín.

Por otro lado, las administraciones involucradas deberán tomar medidas para comenzar a remediar el predio donde arrojan los residuos.

Tiempo atrás, los municipios y comunas que comportan el predio, firmaron un acta acuerdo ambiental, con dos claros objetivos: en el corto plazo, trabajar en la remediación y adecuación del basural y en un plazo mayor, involucrar al gobierno provincial para brindar una solución regional, erradicando los basurales a cielo abierto, trasladando los residuos a un vertedero controlado.

Entre los municipios de mayor aporte de residuos a este predio, se encuentran Cosquín, Tanti, Huerta Grande y Santa María.

Cosquín, política y ambiente

Cosquín afronta el mayor inconveniente con el predio, en lo ambiental y lo político.

Si bien el campo donde se depositan los residuos, que pertenecen a un privado y se encuentra fuera del ejido urbano, la responsabilidad por las situaciones ambientales recae sobre el ejecutivo coscoíno. A tal punto que la oposición presentó una denuncia penal por el último incendio desatado en la zona, a pesar de que aparentemente el fuego se inicio a unos 350 metros del basural.

La municipalidad local, no paga por los camiones ingresados, en canje utiliza maquinaria pesada para acomodar las montañas de basura.

El principal problema ambiental que afronta la administración de Gabriel Musso, radica en los peligros de incendio y la contaminación, especialmente la visual, por la proximidad del basural a un camino de alto transito de turistas.

Policía Ambiental de la provincia, en distintas ocasiones labro actas por infracciones cometidas en el predio, administrado por un privado.

Separación de RSU

Todas las acciones involucran a la sociedad en su conjunto

La municipalidad comenzó a trabajar en un programa de separación de residuos, involucrando a los alumnos de los establecimientos escolares, por medio de un aula ambiental, Las primeras experiencias se están dando en la separación de plásticos, cartón y papel. Estos elementos son entregados a una empresa para el reciclado.


Incendios, denuncias, imputaciones y mediación.

Bombas de tiempo que la justicia pretende desactivar.

De acuerdo a los últimos incendios registrados en el departamento Punilla, indudablemente el que se generó en el basural de Capilla del Monte se transformó en la tragedia ambiental más grave del año. Al momento no se estableció con certeza la superficie afectada, aunque las primeras apreciaciones oficiales hablan de 900 hectáreas consumidas por el fuego con todos los daños que ello implica.

Este siniestro le costó la imputación al intendente municipal Gabriel Buffoni a su Secretario de Gobierno y dos empleados por el delito de incendio doloso.

A los pocos días de este incendio, se registro otro en cercanías del basural de Cosquín, provocando que un grupo de vecinos presenten una denuncia penal contra el Intendente coscoino Gabriel Musso.

Luego de las presentaciones judiciales y la resolución de la Fiscalía de Cosquín de imputar a los funcionarios, algunos intendentes comenzaron a tomar medidas en sus predios y a levantar la voz reclamando la intervención provincial para encontrar solución a un problema que afecta a toda la comunidad.

La Fiscalía promueve medidas que la política no toma.

Ante este panorama, la Fiscalía de Cosquín, decidió dar un paso relevante para lograr aunar criterios y encarar proyectos que involucre a todas las partes y que brinden solución a corto, mediano y largo plazo.

En este sentido llevo adelante una mediación que conto con la presencia de los intendentes que vierten residuos en Cosquín y los vecinos denunciantes junto a su abogado, el ejecutivo de Capilla del Monte, Secretaria de Ambiente de la provincia, Policía Ambiental y funcionarios del Tribunal Superior de Justicia.

La primera reunión, fue muy positiva, dado que comenzó a delinear los trazos gruesos de un acuerdo que contempla la remediación del predio de Cosquín y al mismo tiempo los municipios deberán profundizar programas de reciclado y separación en origen.

En la próxima reunión, el 20 de septiembre, se espera acordar con el propietario del predio acciones que mejoren las condiciones ambientales del basural y comenzar a trabajar en la reubicación del vertedero con todas las normas adecuadas para evitar la contaminación.

El Dr. Martín Bertone, Fiscal de Cosquín, aseguró que “los intendentes deben entender que las intimaciones, inspecciones, resoluciones y directivas de la Secretaria de Ambiente y la Policía Ambiental deben acatarse, no son acciones de escritorio”, en clara alusión a la violación constante a las actuaciones del organismo provincial.

Denuncias, continúan su curso?

En caso de arribar a un acuerdo entre las partes por el basural de Cosquín, logrando el compromiso de cumplimiento de los estipulados por parte del municipio, los vecinos retirarían la denuncia efectuada contra Gabriel Musso y cesarían las acciones judiciales

La imputación contra los funcionarios capillenses, continúa aunque se la mediación sea acordada. Esto sucede principalmente porque el cargo que se le atribuye esta basado en la violación a las distintas intimaciones impuestas por Policía Ambiental.

 

Publicado en Regionales

El fallo firmado por el Dr. Gabriel Premoli, Juez de Control de Cosquín, además de contradictorio, abre las puertas para que los organismos de control pierdan fuerza en sus actuaciones.

La denuncia por contaminación con efluentes cloacales en un arroyo, fue presentada por el Intendente de Huerta Grande Matías Montoto en los primeros días del mes de septiembre de 2017.

A partir de la presentación judicial, la Fiscalía de Cosquín a cargo del Dr. Martin Bertone, imputo por los probables delitos de “desobediencia a la autoridad, daño calificado a un bien de uso público y contaminación dolosa continuada en concurso ideal en calidad de coautores” a Fernanda Monserrat Eguiguren y Jorge Omar Pafundo, integrantes de Cuenca Serrana SA y la Cooperativa Arcoop.

La causa.

La investigación de la justicia determino que en varias ocasiones, comprobadas por la actuación de la Policía Ambiental y el ERSEP, la bomba ubicada en la planta lindante al arroyo Huerta Grande, dejo de funcionar y comenzó a verter los efluentes cloacales al curso de agua, que forma parte de la cuenca que desemboca en el Dique La Falda, continuando su recorrido hasta el lago San Roque.

La planta de bombeo cuenta con tres bombas, pero por Acta 238/17 del 5 de junio de 2017, el Sr. Pafundo, con su firma avala que una de las bombas tenía 65 días fuera de servicio, otra 30 días y la restante había quedado fuera de funcionamiento cinco días antes de la inspección.

Esta situación permitía que los líquidos, sin tratamiento, se derramen en el lecho del arroyo por medio de la boca de registro. En esa oportunidad, el encargado del sistema, Jorge Pafundo, aseguró que la bomba estaría en funcionamiento en las siguientes 48 horas.

Esto no sucedió así, el 12 de junio, en un descargo realizado por Pafundo, dijo que este volcamiento “fue producto de un hecho vandálico”. Sin embargo esta afirmación fue desmentida por el ERSEP, ya que por medio de un informe técnico, que lleva el número 256/17, asegura que de los antecedentes surge que el bombeo estuvo fuera de servicio por el término de cinco días corridos, a partir del 2 de junio.

También se pudo comprobar que los efluentes cloacales se volcaban directamente al arroyo, aplicándole durante las horas diurnas cloro, alegando que durante la noche no se cloraba por "actos de vandalismo".

Estas no fueron las únicas actuaciones de los organismos de control. Policía Ambiental actúo el 08 de junio de 2017, donde se constato el volcamiento de líquidos cloacales. Y el 12 de julio del mismo año, el mismo organismo intimo a Jorge Pafundo para que cesen en forma inmediata con la actividad contaminante.

Las acciones llevadas adelante por ERSEP y Policía Ambiental de la provincia de Córdoba, sumadas a otras pericias como ser análisis de los líquidos vertidos y las declaraciones indagatorias y los allanamientos de rigor, permitieron a la Fiscalía realizar el pedido de elevación a juicio de las imputados por los delitos arriba mencionados.

Imputados.

Las dos personas imputadas en el proceso de la fiscalía, cumplen funciones en Cueca Serrana SA., con cargos jerárquicos.

Jorge Omar Pafundo, de acuerdo a los contratos exhibidos en la fiscalía, se despeñaba como coordinador operativo, responsable de la operación y mantenimiento integral del servicio de conexiones domiciliarias, redes cloacales y estaciones de bombeo, planta de depuración de efluentes y la disposición final de los líquidos cloacales.

Fernanda Monserrat Eguiguren tenía a su cargo la coordinación general del área comercial y financiera y la obligación legal del mantenimiento y tratamiento de los líquidos cloacales.

Negativa para la elevación a juicio, un fallo polémico.

Establecidos los hechos, acreditados en la causa e identificados los responsables administrativos y operativos, que ante el incumplimiento de normas establecidas y de notificaciones fehacientes, generaron una grave situación de contaminación. Esto ocurre porque el desinterés en adecuarse a los requerimientos de los órganos de control, pasan de ser un acto meramente administrativo a un caso judicial, que requiere del debido proceso para ejercer el legitimo derecho a la defensa y establecer responsabilidades punitivas ante un daño provocado a un bien público.

En pocas palabras, el Dr. Gabriel Premoli no lo interpreto de esta manera.

Aparte de la polémica que puede generar la decisión del magistrado, también se puede estimar el potencial riesgo al minimizar la actuación de los organismos de control del estado.

En los fundamentos esgrimidos por Premoli, se cuestiona en primer término, la decisión de la Fiscalía en “no tomar en cuenta cierta documentación presentada por Fernanda Eguiguren y decidir el mismo día de la segunda indagatoria proceder a la elevación a juicio.

Por otro lado, muestra un doble mensaje en su dictamen, cuando pide a la Fiscalía profundizar la investigación, alcanzando a funcionarios y otros miembros de la empresa concesionaria. Y otra contraposición se detecta al decir que “no hay merito suficiente para sostener con grado de probabilidad la participación de los imputados en la comisión de los hechos que se investigan, ni para desvincularlos de los mismos”

Un punto que se transforma en preocupante, el Juez de Control, dice que las notificaciones e intimaciones del ERSEP y Policía Ambiental pierden validez al no estar dirigida en formal personal a los imputados. Las actas están encabezadas a nombre de Cuenca Serrana y Arcoop.

Que dice el Fiscal en su apelación.

En un pormenorizado escrito, el 14 de septiembre, la Fiscalía presento un recurso de apelación, con el objeto de lograr la reconsideración del juez, para que permita la elevación a juicio de una causa que se podría transformar en un punto de inflexión para aquellas personas y empresas que por distintos motivos contaminan los recursos naturales.

La fiscalía sostiene que la documentación aportada por Fernanda Monserrat Eguiguren, fue evaluada a posterior de la segunda indagatoria, que al parecer fue muy complicada por los insultos constantes que pronunciaba la indagada.

Esta documentación, hace referencia a la responsabilidad de la provincia por no considerar en el cuadro tarifario el cargo de amortización e inversión que establece el marco regulador.

¿Nos imaginamos al ERSEP o a Policía Ambiental intimando o clausurando un determinado lugar o sitio contaminante y que el infractor haga caso omiso, porque el acta está a nombre de una empresa y no de una persona responsable?

Esta es la situación que podría llegar a presentarse de prevalecer el criterio del Juez. Las actas emitidas, donde constan las faltas no podrían servir de prueba contra una persona responsable por no figurar en el encabezado. Independientemente si cumple con una responsabilidad laboral en la empresa o institución inspeccionada.

Para la fiscalía, tanto Policía Ambiental, por medio de la Ley 10115 y el ERSEP por la Ley 8835, son órganos integrantes del Poder Ejecutivo de la provincia y como tales ostentan legitimidad para impartir órdenes y desconocerlas implica quitarles la voluntad pública que la sociedad y el estado le han conferido, llevando así a consecuencias impensadas para el futuro ambiental, lo que ocurriría si a las autoridades instituidas se les quita la investidura.

 

Necesitamos mejorar el ambiente y la justicia es parte de la solución.

La sociedad en su conjunto necesita claros mensajes que indiquen un límite a la insolencia mostrada por algunos, que nos perjudica, no solo a quienes habitamos hoy nuestra región, sino a aquellos que lo harán en el futuro.

Como pocas veces se ha visto, un intendente acciono judicialmente contra una empresa que contaminaba un recurso hídrico.

En consecuencia actuaron los organismos de contralor y un fiscal se puso al hombro las acciones para determinar los responsables del daño ocasionado, con una empresa que es prestadora de un servicio público.

La reacción del Juez de Control, nos arrebata la posibilidad de reclamar por el daño causado, con argumentos cuestionados desde cualquier punto de vista, cuando hablamos de la responsabilidad de quienes conducen una empresa y por otro lado, desvalorizar el accionar de los mismos organismos del estado, que deben hacer cumplir con la ley.

No queremos perder la confianza en las instituciones, debemos revalorizarlas en todo su contexto, pero para lograrlo, se requiere que quienes imparten justicia acompañen los justos reclamos y garanticen el acceso a la defensa.

Será justicia?

Publicado en Regionales