Fue adelanto de Radio Unica Punilla.

  • Anunció su renuncia en una reunión con el personal municipal.
  • La situación política se acrecentó luego de que Cambiemos perdiera las elecciones municipales.
  • Hasta hoy presentaron la renuncia los funcionarios Claudio Maza y Nicolás Zanotti.


Las crisis en Capilla del Monte, se suceden año tras año, sin importar a que signo político pertenezca el intendente.

Como antecedente podemos remitirnos a Rossana Olmos, perteneciente al Partido Justicialista que presentó la renuncia en noviembre de 2011.

En aquel momento según publico La Voz del Interior, Olmos debió dejar el cargo a partir de las protestas que generaron los empleados en reclamo de sueldos atrasados. Por supuesto las críticas tuvieron un destinatario, Carlos Caserio, porque según aseguraba Olmos, le estaban “cobrando” por su pase al Frente para la Victoria.

Ese año, había ganado las elecciones el radical Gustavo Sez.

Sez asumió la intendencia el 10 de diciembre de 2011. Pero nunca alcanzó una conducción municipal estable. Los conflictos con los otros poderes se fueron sucediendo, hasta llevarlo a presentar la renuncia al cargo, que no fue aceptada por el Concejo Deliberante.

A pesar del conflicto, el intendente en 2015 gana su reelección, continuando con su mandato hasta el septiembre de 2017, cuando impulsado por los conflictos sin solución presenta la dimisión y asume en forma interina Gabriela Negri hasta el nuevo llamado a elecciones.

La UCR, dentro del espacio de Cambiemos, a contó nuevamente con el apoyo de la población al darle el triunfo en las urnas a Gabriel Buffoni.

Con el respaldo de la gente y un nuevo panorama político, las apetencias personales, el interés partidario y la falta de compromiso continúo debilitando a todo el espectro gubernamental, impidiendo que a partir del dialogo y la buena actitud se superen cuestiones que al parecer, según sostuvo Buffoni “es una grieta política y social” la que vive Capilla del Monte.

Ante el personal, Buffoni presentó la renuncia.

En horas de esta mañana, siguiendo con la tradición de no respetar las instituciones, el intendente reunió al persona municipal, adelantándoles que tiene la decisión tomada de presentar la renuncia al cargo. Argumento que “llegó a un punto donde el agotamiento físico y mental” no le permiten continuar al frente del ejecutivo. También fue crítico con el Concejo Deliberante que “se llevó puesto a dos intendentes”.

En el repaso de las acciones llevadas adelante, sostuvo que golpeo muchas puertas, buscando soluciones y que no fue atendido.

En definitiva, "cuando termine de acomodar algunas cuestiones administrativas", Buffoni presentará la renuncia ante el Concejo Deliberante, cuerpo que deberá designar a uno de sus miembros para cubrir la jefatura municipal hasta el 10 de diciembre, cuando asuma formalmente Fabricio Díaz (Hacemos por Córdoba).

Publicado en Regionales
  • El rumor de la renuncia del actual intendente Gabriel Buffoni en las últimas horas comenzó a tener más fuerza.
  • Se lo habría planteado a los representantes sindicales y a algunos allegados políticos.

La situación generada a partir del paro de los trabajadores municipales, habría disparado la posibilidad de la renuncia del Intendente Gabriel Buffoni.

Al momento el municipio le adeuda el 21% del salario del último mes a los trabajadores, con quienes antes de las elecciones firmo un compromiso por tres meses para hacer efectivo el pago de haberes el día 7 de cada mes.

Mario Molina, representante sindical de los trabajadores, confirmo que mantuvieron una reunión con el intendente y que les manifestó que “iba a tratar de solucionar el tema salarial” con la provincia y que si la situación se mantenía de la misma manera iba a entregar antes el gobierno.

Este diario, pudo conocer por fuentes municipales, que el Intendente electo Fabricio Díaz, habría intervenido ante funcionarios provinciales para tratar de solucionar el conflicto.

De acuerdo a la información recibida, la municipalidad está percibiendo una suma muy escasa de dinero en concepto de coparticipación, primera cuota que ingresa alrededor del 10 de cada mes. Y la situación se complica aún más al bajar considerablemente la recaudación por tasas.

“El contribuyente no paga las tasas, primero por desconfianza en la gestión, al faltar solo siete meses para entregar el gobierno y la posibilidad de abonar por medio de planes de pagos y moratorias a partir de la asunción del nuevo intendente” en esto coincidieron desde el sindicalismo y referentes políticos.

Lo cierto es que, al parecer, Gabriel Buffoni estaría dispuesto a conseguir los recursos para abonar el salario pendiente del mes pasado y cubrir los pagos hasta junio, momento donde presentaría la renuncia antes de hacer frente al pago del aguinaldo.

Desde el entorno de Fabricio Díaz, aseguran que el no puede asumir en caso de la renuncia de Buffoni, dado que la carta orgánica establece que los mandatos finalizan el 12 de diciembre. En el caso de dimisión el cargo debe ser cubierto por un miembro del Concejo Deliberante.

Hay alguien dispuesto.

Si bien no trascendió el nombre, desde los espacios políticos sostienen que un concejal estaría dispuesto a asumir el rol del ejecutivo hasta el 12 de diciembre.

Si continúa Buffoni hasta diciembre o entrega el gobierno antes, indudablemente los meses que se avecinan serán bastantes complicados económicamente.

Con una estructura de personal inmensa, disminución de la coparticipación y baja en la recaudación, Capilla del Monte será noticia por los posibles conflictos al mismo tiempo que le dejará a la nueva administración una enorme lista de problemas que requerirán de la máxima habilidad para resolverlos con el menor daño colateral posible.

Publicado en Regionales