• La Fiscalía de Cosquín y los investigadores esperan determinar la verdad sobre la desaparición del puestero.
  • En las últimas horas, se llevaron a cabo rastrillajes en una importante zona de Pampa de Olaen.
  • Las pericias tecnológicas, además de nuevos testimonios, alientan el optimismo de los investigadores.

 

La Secretaría N°1 de la Fiscalía de Cosquín, a cargo de la Dra. Paula Kelm, ordenó una serie de rastrillajes e inspecciones en nuevas áreas cercanas al paraje Loma Limpia y la Cascada de Olaen, lugar donde desapareció Pedro Luis Murúa el 2 de octubre de 2012.
 

En los operativos que demandaron dos días de intensos trabajos en un terreno difícil de recorrer, participaron la Brigada de Investigaciones Zona Norte, policía rural, búsqueda y salvamento y detectives de policía judicial.
 

En esta oportunidad se trabajó sobre campos que no fueron rastrillados en los meses que duró la investigación en 2012.

Estos sectores rurales se sumaron a la investigación a partir de la incorporación de tecnología e inteligencia que permitieron recabar datos técnicos de teléfonos y satelitales.
 

Continuando con las averiguaciones pertinentes, la investigación permitió acceder a nuevos testimonios obtenidos de personas cercanas a Murúa.
 

El comisario Diego Bracamonte, titular de la Brigada de Investigaciones, aseguró que “habría una tercera persona involucrada en la desaparición de esta persona, de acuerdo a las pruebas recibidas. Se trabajó en muchas hectáreas donde no se había buscado antes por nuevas pruebas e indicios”.
 

Las hipótesis que manejan los investigadores apuntan a la participación de terceros.
 

De acuerdo a fuentes judiciales, se investigan con fuerza dos hipótesis y ambos casos están relacionadas con la participación de personas en la desaparición de Pedro Murúa.
 

En principio se maneja el posible conocimiento o participación del puestero en hechos de abigeato ocurridos en la zona.
 

Con el avance tecnológico en pericias realizadas sobre teléfonos, surgió la posibilidad de que la desaparición de esta persona, pueda tener una relación con una situación particular o familiar.
 

La confianza en la resolución del caso por parte del Ministerio Público Fiscal, se mantiene muy alta, con la certeza de que Murúa no llegó a buscar a su hija, porque una o varias personas se lo impidieron.

Publicado en Regionales
  • Murúa desapareció en la Pampa de Olaen el 2 de octubre de 2012.
  • La Fiscalía de Cosquín reabrió la investigación en el mes de abril de este año.

La investigación sobre la desaparición de Pedro Luis Murúa está tomando un nuevo impulso a partir de la tarea que realiza la Brigada de Investigaciones de la URD Punilla con las directivas de la Fiscalía de Cosquín.

Repasando la historia el caso, nos tenemos que remitir al 2 de octubre de 2012, cuando Murúa salió de su casa ubicada en el paraje Loma Limpia en la Pampa de Olaen, a bordo de su moto, con destino a la escuela rural Obispo Salguero a buscar a su pequeña hija.

En el expediente consta que la moto utilizada por el trabajador rural, apareció en medio del camino con las llaves puestas y las luces encendidas.

La reapertura de la investigación se llevó adelante ante nuevos indicios.

La Dra. Paula Kelm, a cargo de la Secretaría de la fiscalía, tomó la decisión de dar impulso a la causa, a pesar del tiempo transcurrido, encontrando nuevos indicios que podrían hacer suponer la presencia de un hecho delictivo.

En abril de este año, se realizó una inspección de los distintos lugares que formaron parte de la primera investigación.

A pesar del hermetismo que se mantiene sobre el caso, las fuentes consultadas advierten sobre el alto impulso que alcanzó la tarea, con el aporte de datos tecnológicos sobre pruebas recabadas en los informes telefónicos trabajados siete años atrás.

La investigación logró nuevos testimonios que aportaron importantes datos sobre el hecho que conmocionó a la población punillense y que ahora revitaliza un expediente que parecía agotado.

Una de las hipótesis que manejan los investigadores está fundada en que Murua no habría sido ajeno a hechos de abigeato.

También la justicia está trabajando en el peritaje de una cámara de fotos, que contendría imágenes íntimas y familiares del trabajador desaparecido. Esta cámara sería restituida a la familia una vez finalizada la tarea pericial.

Si bien existe gran hermetismo entre los investigadores, se puede apreciar un alto índice de confianza para lograr esclarecer la desaparición de este hombre que hace siete años, no llegó a retirar a su pequeña hija de la escuela.

Publicado en Regionales

La Secretaría a cargo de la Dra. Paula Kelm tomó la decisión de comenzar a trabajar nuevamente en una causa por la desaparición de una persona en la Pampa de Olaen.

La desaparición de Pedro Luis Murúa dio lugar a un importante operativo de búsqueda que, bajo la supervisión en aquel momento, de la Dra. María Alejandra Hillman convocó a bomberos voluntarios, Cuerpo Especial de Rescate y un helicóptero.

Murúa desapareció el martes 2 de octubre de 2012, tenía 38 años, vivía con su pareja y su niña. Dejó su vivienda ubicada en el paraje Loma Limpia de la Pampa de Olaen, para buscarla a la salida de la escuela rural Obispo Salguero.

La investigación realizada llegó a la conclusión que el hombre salió de su casa con la intención de buscar a su hija que por entonces tenía 7 años de edad; en el trayecto hacia la escuela el humilde trabajador desapareció sin dejar rastros. La motocicleta que utilizaba para trasladarse apareció en el medio del camino, con las llaves puestas y las luces encendidas.

La crónica realizada por José Hernández el 6 de octubre de 2012 (La Voz del Interior), daba cuenta de las acciones llevadas a cabo por los investigadores y la fiscalía, se trabajó sobre varias líneas investigativas “realizando una serie de allanamientos en campos de la zona de la Pampa de Olaen, a la búsqueda de indicios” incluso los operativos llegaron a extenderse hasta la zona del Pan de Azúcar en Cosquín. También los investigadores verificaron todos los llamados recibidos que informaban sobre posibles indicios.

La justicia, informaba Hernández, buscaba pistas sobre supuestas amenazas que Murúa habría recibido.

La Fiscalía impulsa una nueva investigación.

La Secretaría de la Fiscalía a cargo de la Dra. Paula Kelm, a partir de las últimas semanas, ante la aparición de nuevas pistas, decidió impulsar la causa para tratar de precisar el motivo de la desaparición de Pedro Murúa.

Dado el tiempo transcurrido de la desaparición y la falta de datos precisos que confirmen una ausencia voluntaria, a mediados de la semana pasada se realizaron relevamientos en los lugares por donde habría transitado Murúa en el recorrido que va desde su domicilio hasta la escuela Obispo Trejo.

Según informó una fuente judicial, la investigación apunta a determinar alguna conducta delictiva y sus responsables.

Para esta tarea la fiscalía cuenta con personal de la Dirección de Investigación Operativa (detectives de la Policía Judicial) y de la Departamental Punilla.

Amplios operativos de rastrillajes involucro a detectives de la Departamental Punilla y de Policia Judicial. 

Publicado en Regionales