La XXIII Fiesta Nacional del Alfajor, llevada a cabo en La Falda, se convirtió en el epicentro de la actividad turística del fin de semana largo. Visitado por un importantísimo número de viajantes provenientes de los distintos destinos turísticos del Valle de Punilla.

Con 73 expositores provenientes de más de diez provincias, la gente pudo dar un paseo por los sabores de cada región del país.

Las ventas realizadas, tanto dentro de la feria como en los comercios ubicados principalmente en la Av. Edén, dieron un pequeño respiro a los comerciantes que vienen sufriendo los avatares en principio de la cuarentena y de la situación económica.

Con un promedio de ocupación cercano al 100%, La Falda se posicionó como el destino más visitado luego de Villa Carlos Paz.

La Cumbre llegó a ocupar el 90% de las plazas habilitadas, superando el nivel de reservas que mantenía hasta el jueves que estaba alrededor del 70%.

Capilla del Monte, en el norte del departamento, también cubrió sus expectativas al legar a ocupar el 85% de las camas habilitadas.

Villa Giardino, el jardín de Punilla, estuvo en el orden del 90% de ocupación, con un importante movimiento de pasajeros que deciden alojarse en la localidad y desde allí visitar los distintos atractivos del departamento.

Para algunos funcionarios de turismo, el PREVIAJE, funcionó bien, aunque es muy difícil precisar que modalidad utilizó el turista para llegar a cada punto de interés. En La Falda por ejemplo, solamente hay 23 establecimientos adheridos.

También es importante destacar que gran parte del turismo registrado en el último fin de semana, corresponde a movimientos grupales.

Se estima que las reservas para el verano están en el orden del 40%, aunque todavía no están definidas las modificaciones de tarifas, que seguramente estarán surgiendo en los próximos días.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =