Los municipios no estarían en condiciones de otorgar el bono dispuesto por el gobierno nacional. Los intendentes del centro del Valle de Punilla se encuentran en una situación crítica en cuanto a sus finanzas, lo que imposibilitaría el pago del bono extraordinario para el personal municipal dispuesto por el gobierno nacional.

Después del acto de jura en el que el intendente de La Falda, Javier Dieminger, comenzó su segundo mandato al frente del ejecutivo, sostuvo que “los municipios están desfinanciados, la coparticipación es inferior al 7%, por lo que la posibilidad de otorgar este bono emitido por el gobierno nacional, sin tener un mecanismo de recuperación de fondos adecuado, es prácticamente imposible”. Además, añadió que “los empleados merecen este bono, ya que la situación económica es terrible y muchos sueldos están por debajo de la línea de pobreza, pero lamentablemente los recursos de los municipios y, en su caso, de las provincias, son insuficientes para hacerle frente”.

Al consultar con otros ejecutivos, se constata que la situación es similar, por lo que se suman a la decisión de la provincia de rechazar el pago del bono, especialmente en un contexto en el que la mayoría de ellos se encuentra en plenas negociaciones paritarias con los gremios.

Nota intendente Javier Dieminger:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =