Entre los 25 grupos que más recursos facturaron aparecen el conductor ultrakirchnerista Roberto Navarro y una cooperativa intermediaria para la ex radio de las Madres de Plaza de Mayo, vinculada a Aníbal Fernández.

La investigación llevada adelante por el periodista José Crettaz y publicada en La Nación, da cuenta de cómo el gobierno incrementó la pauta oficial beneficiando a los principales grupos mediáticos e invirtiendo el mayor porcentaje en los medios capitalinos.

En el Valle solamente dos emisoras FM, una de Villa Giardino y otra de Capilla del Monte accedieron a los beneficios de la pauta oficial.

Crettaz escribió: “Entre enero y noviembre de 2020 -diciembre aún no fue informado-, el gobierno nacional invirtió $4704 millones en publicidad oficial. Aunque esos recursos se distribuyeron entre casi 2300 medios, plataformas y vehículos publicitarios, el 72% del dinero quedó en manos de 25 grupos empresariales, y el 62% de los fondos se gastaron en organizaciones domiciliadas en la Capital Federal. El tipo de medio en el que más avisos estatales se publicaron fue la televisión (abierta y de pago), con $1742 millones; luego le siguieron la gráfica ($891 millones), Internet ($834 millones), la radio ($762 millones) y la vía pública ($474 millones)».

El articulo expresa que “durante 2019, en su último año de gestión, la alianza Cambiemos había gastado $3350 millones (a valores de entonces). Para 2020, debido a la prórroga del presupuesto 2019 decidida por el nuevo gobierno, se había previsto un gasto total de $3034 millones. La publicidad oficial nacional incluye la de los organismos descentralizados -como el Banco Nación, el PAMI y la Anses-, pero excluye a las empresas del Estado, como YPF, Aerolíneas Argentinas y Aysa”.

Grandes beneficiados

El periodista de La Nación asegura que “sólo seis conglomerados superaron los $200 millones ingresados a través de distintos medios: el Grupo Clarín, $649.863.612 -cifra equivalente al 3,8% de la facturación total de ese holding en los primeros nueve meses del año, y sin sumar otros 7 millones recibidos para las señales locales de Telecom, empresa de los mismos accionistas-; el grupo Manzano-Vila, $339.665.752; el Grupo Indalo, de los procesados empresarios kirchneristas Cristóbal López y Fabián de Sousa, $335.324.876; el Grupo Octubre, del sindicalista y presidente del PJ porteño Víctor Santa María, $327.240.599; Viacom CBS -que opera Telefe, la cadena de televisión de mayor audiencia-, $270.979.324; y el Grupo Crónica, de los hermanos Olmos, $ 241.726.948”.

Uno de los periodistas de mayor militancia ultra kirchnerista es Roberto Navarro. Poco tiempo atrás quedó en evidencia en una jugada que pretendió con su medio “El Destape”, se posicione mejor, alterando las mediciones de audiencia notificando más de un 1,7 millones de visitas, cuando en realidad solo sumaba 381 mil. Tal como lo expresa Crettaz “Navarro -que fue el periodista más beneficiado con publicidad oficial entre 2009 y 2015- ingresó en los once primeros meses de 2020 unos $46 millones por esa web y una radio FM. En marzo, días antes del comienzo del aislamiento obligatorio, Navarro había acusado públicamente al presidente Alberto Fernández de «no cumplir» con la pauta oficial, afirmaba que era el sexto portal de noticias más leído y advertía sobre el posible cierre de su medio”.

Uno por uno: cuánto obtuvo cada grupo

El trabajo de Crettaz presenta el listado del dinero que recibió cada grupo mediático: “Entre los mismos 25 que más facturaron también aparece la Cooperativa Auténtika Ltda (la marca se escribe con k), que factura publicidad para AM 530 Somos Radio, emisora que explota la licencia otorgada en 2015 a la Fundación Madres de Plaza de Mayo (entidad que también aparece en el listado de receptores de pauta con $200.000). Domiciliada en la localidad de Berisso y con matrícula de cooperativa N° 46.555, Auténtika facturó $ 24,6 millones, la mitad de ese dinero fue a dicha radio y el resto se distribuyó en FM de varias provincias

Entre los 25 grupos empresariales que más recursos de publicidad oficial recibieron también están: SA La Nación ($139 millones); Facebook ($94 millones); Diario Popular, de la familia Fascetto ($89 millones); Google ($71 millones); Infobae, de Daniel Hadad ($68 millones); Perfil, de Jorge Fontevecchia ($67 millones), y Telecentro, de Alberto Pierri ($67 millones). Completan la lista El Cronista, del Grupo De Narváez ($58 millones); La Capital, ahora propiedad de la sociedad Scaglione-Caputto en Rosario ($53 millones); Alpha Media, de Marcelo Fígoli ($49 millones); el grupo publicitario Bidart, que suma por Mediabit SA y Sentidos SA ($44,2 millones), mayormente invertidos en publicidad programática; Kuarzo, los medios de Martín Kweller y sus socios ($38,8 millones); las agencias de Enrique Albistur -exsecretario de Medios de Néstor Kirchner y dueño del departamento en el que vivió el presidente Fernández hasta su mudanza a Olivos- ($35,6 millones); DAK, del productor Diego Kolankowsky ($27 millones); y el Grupo Disney ($25,3 millones).

El Estado nacional también aparece, autocontratándose publicidad por $74 millones (gobiernos provinciales y universidades estatales sumaron $ 27 millones). En el caso de Google y Facebook la cifra final recibida por ambas plataformas podría ser mayor dado que varias agencias de marketing digital recibieron fondos públicos para subcontratar publicidad online, entre ellas Goldeneye, Global Mind y Menta.

El análisis de Crettaz, marca una diferencia entre los gobiernos kirchneristas anteriores “la discriminación en el reparto de pauta en función de las líneas editoriales originó varios fallos judiciales, en este primer año de la administración Fernández no se observan castigos generalizados, pero sí muchos privilegiados: una larga cola de grupos o medios que reciben fondos que no se corresponden con sus audiencias, el tamaño de sus redacciones, el cumplimiento impositivo o previsional ni ningún otro criterio objetivo”.

 

Informe completo:

informe_publicidad_oficial_2020_2 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − siete =