Dr. Pedro Despouy Santoro, abogado de tres de los detenidos por la muerte de Jonathan Romo. Créditos: gentileza

El abogado de tres de los policías detenidos por la muerte de Jonathan Romo, ocurrida el 10 de julio  en la comisaría de La Falda, luego de ser aprehendido y trasladado hasta allí por efectivos que intervinieron cuando vecinos llamaron por teléfono pidiendo un móvil por problemas en la vía pública promovidos por el joven, dialogó con “90 Minutos” de radio Única Punilla sobre la situación procesal de sus defendidos.

Los efectivos policiales detenidos, cuatro imputados por homicidio agravado y dos por encubrimiento, en el transcurso de los próximos días estarán brindando sus declaraciones indagatorias en la Fiscalía de Cosquín.

El abogado Pedro Despouy Santoro, está a cargo de la defensa de Hernán Suarez, Juan Pablo Zunino y Manuel Ángel Aguilera, imputados por el grave delito de homicidio calificado.

El abogado manifestó que la víctima, luego de ser aprehendido, fue trasladado en el patrullero hasta la comisaría, durante el viaje, fueron conversando sin inconvenientes. Una vez en el edificio, uno de los efectivos se dio cuenta de que algo no estaba bien con el detenido y ante esa situación llamaron al servicio médico.

Los detenidos, le aseguraron al abogado que ellos “no conocían la situación mental de Jonathan”.

Para la defensa, una mala aplicación de la técnica para reducir al joven, podría haber causado la asfixia que desencadenó la tragedia. Pero al mismo tiempo descarta toda posibilidad de que sus defendidos hubiesen tenido la intención de provocar la muerte. “Si hubo delito, es incompatible con la intención de matar” dijo el letrado y agregó que la “imputación actual es injusta, la figura debería ser culposo”.

De acuerdo a los dichos del abogado, luego de dialogar con sus defendidos, los policías no conocen el protocolo sobre el procedimiento para la aprehensión de personas con trastornos mentales. Y al mismo tiempo dijo que “los cursos no son obligatorios y puede ocurrir que como algunos –como es el caso de uno de sus defendidos- no tenga computadora, entonces otro policía puede completar los formularios utilizando el número de documento del compañero”. Esto en virtud que muchos de los cursos que tiene en la página web la institución,  se pueden completar simplemente ingresando al formulario y sin verificar fehacientemente quien lo está realizando.

En contraposición a los dichos de las autoridades de la policía de Córdoba, los efectivos procesados le aseguraron a su defensor que desconocen la Ley de Salud Mental, tanto a nivel nacional como provincial.

Escucha la entrevista realizada en “90 Minutos” de radio Única Punilla con el Abogado Pedro Despouy Santoro:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 5 =